De lugares, casas, gentes y cosas (Coria del Río…)


 

Mi intención, mi deseo, mi ilusión, algún día, es volver a vivir en Sevilla, quien dice Sevilla, dice Coria del Río, que fue lo primero que conocí de Sevilla. No me importaría en absoluto hacerme con una casita en la zona donde viví al final de los sesenta.

Fue un cambio total. Supongo que al tener ya siete o más probablemente ocho años cuando mi gente se trasladó a Coria, las cosas se percibían mejor, o simplemente yo las recuerdo mejor.

Dicen que Extremadura y Andalucía se parecen mucho. Es posible, pero a mí me parecen totalmente diferentes. El recuerdo que me viene a la cabeza de Coria, es un recuerdo lleno de flores, principalmente geranios en las macetas de los balcones, claveles en el pelo y cualquier flor en el estampado de las batas de las mujeres. Sí, ya sé que suena tópico, pero los tópicos también pueden ser ciertos, y además hemos de tener en cuenta que casi siempre eran en verano mis estancias en Coria. Aquí empecé a tener amigos de mi edad fuera del ámbito de los Hogares. Eso conllevó a que existieran dos personajes distintos, uno, el Papabobo, apocado, tímido y algo acobardado que vivía durante el curso escolar en los Hogares y otro, Miguel Angel a secas, mucho más espabilado, menos tímido y nada cobarde que corría por las calles de Coria durante los veranos, navidades y semanas santas. Una cosa si tenían en común los dos, cuando regresaban de su estancia en el otro lugar, contaban aventuras sin parar, en Badajoz las reales o imaginarias acaecidas en Coria y en Coria cuarto y mitad (una unidad de medida que sólo recuerdo de Andalucía) de lo mismo con las sucedidas en Badajoz.

La mayoría de mis primeras experiencias sucedieron en Badajoz, no en vano de los doce meses del año, pasaba allí entre ocho y nueve meses, pero también es cierto que muchas de ellas al repetirse en Coria, de nuevo se podrían considerar como primeras experiencias, pues siendo la misma cosa fueron realmente diferentes, nuevas. Debió ser por aquello de la dualidad de personajes…

2 responses to this post.

  1. Posted by Alhena on 5 septiembre, 2008 at 16:05

    Todo estará muy cambiado de como tú lo recuerdas y posiblemente también engrandezcas tus buenos recuerdos.Si es un sueño merece la pena que lo realices cuando te sea posible.Deseo que pases un buen fin de semana. Abrazo.

    Responder

  2. Posted by miguel on 5 septiembre, 2008 at 18:45

    Alhena: he estado unas tres veces en Coria después que me marché. Por supuesto que ha cambiado mucho y por supuesto que mis recuerdos están sublimados, aunque estoy intentando escribir desde lo que yo percibía en aquellos momentos. Ya, ya sé que no lo estoy consiguiendo, seguramente porque es un intento inútil. De todas formas, como digo al principio, es una intención, un deseo y una ilusión, ya veremos que ocurre. Un abrazo amiga.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: