¿Nosotras parimos, nosotras decidimos?


 

Ella se acercó a donde él estaba sentado y le dijo:

  • Tenemos que hablar.
  • ¿Qué he hecho ahora? – Preguntó en tono de broma pero sin tenerlas todas consigo.
  • No seas bobo, no has hecho nada. O mejor dicho, sí, sí que has hecho, me has dejado embarazada. – Contestó ella en un tono que se prestaba a pocas bromas.
  • Bueno, lo estábamos evitando, pero como ningún método, salvo la abstinencia, es infalible, entraba dentro de lo posible.- Dijo él, tratando de quitar hierro a la situación, pues veía la crispación y el nerviosismo en el rostro de ella. – Llevamos cinco años de convivencia, se puede decir que somos una pareja estable y no veo el drama por ningún lado.
  • ¿Qué no ves el drama? ¿Cuántas veces hemos hablado de esto? Sabes que para mí, lo más importante es conseguir un trabajo estable, que me proporcione una independencia económica. No quiero depender de ningún hombre. ¿Tengo que volver a explicarte como acabó mi madre, por no atreverse a separarse por miedo a la miseria en la que quedábamos ella y yo? – Preguntó con la cara totalmente congestionada.
  • No, no tienes que volver a explicarme nada. Aunque espero que establezcas alguna diferencia entre el animal de tu padre y yo. Después de cinco años juntos, deberías tener claro que eso no nos va a pasar a nosotros.- Replicó él en un tono bastante amoscado.
  • No se trata de establecer diferencias. Se trata de que tengo muy claro que a mí no me va a pasar y para ello, necesito tener mis propios recursos económicos. No tiene nada que ver contigo, tiene que ver con mi forma de entender mi vida. Y lo último que necesito ahora es un embarazo. Dentro de cinco meses se termina el contrato temporal que tengo y hay muchas posibilidades de que me dejen fija. Están muy contentos conmigo y ya me han insinuado varias veces que así será. Si ahora voy con la historia de que estoy embarazada, adiós al contrato fijo.-
  • Si por algo así, dejan escapar una buena profesional como tú, ellos se lo pierden, a lo mejor no te merecen.- Argumentó él.
  • Déjate de tonterías. Dan una patada a una piedra y salen veinte como yo. Están contentos porque hago mi trabajo con responsabilidad y ya nos hemos acostumbrado, ellos a mí y yo a ellos. Pero ante una dificultad como mi embarazo, verás que pronto van a traer a otra aunque tengan que pasar por un proceso de adaptación de nuevo. Para ellos una mujer embarazada y luego con un bebé, no es sino una fuente de problemas. ¿Te crees que no me han dejado caer indirectas con frecuencia? No te lo dicen a las claras, pero a buen entendedor… Así que he decidido abortar.
  • ¿Cómo que has decidido? Tendremos que hablarlo ¿no? Yo también tengo algo que decir al respecto.- Se enfureció él.
  • No, tu no tienes nada que decir. Ya sé cuales son tus creencias y sé que te vas a oponer en redondo, por eso te digo que lo he decidido yo. Y no te pongas así. Podía perfectamente haber buscado una excusa y desaparecer unos días y ni te habrías enterado. Agradece al menos que te lo esté contando.
  • Buen argumento. He de estar agradecido a la señora, porque pudiendo haber cometido un abuso, no lo ha hecho. Gracias, gracias, muchas gracias por tener esa deferencia hacia este humilde proveedor de semen.-
  • No te pongas sarcástico. No lo he hecho y sabes que no lo haría.- Replicó ella subiendo algo el tono.
  • Tengo mis dudas, es evidente que lo has pensado, y a mí, eso me parece un mal síntoma. En cuanto al argumento del trabajo, me parece algo traído por los pelos. Aún no sabes, por mucho que te lo imagines, si te despedirán o no. En caso de que te despidieran, pudiera ser que fuera para mejor y encontrarás algo más interesante, tanto laboral como económicamente. Vamos, que me parece un pobre argumento, sobretodo cuando estamos hablando de la vida de un inocente. Sabes perfectamente como pienso al respecto. He aceptado vivir juntos sin casarnos y utilizar métodos anticonceptivos, a pesar de que sabes que soy profundamente católico. No me pidas que pase también por un aborto.- Tampoco creo que deba recordarte yo, la historia de mi nacimiento, el cómo mi madre se empeñó en interrumpir el embarazo por cualquier medio y como mi padre estaba encima de ella las veinticuatro horas del día y como al final en un último intento por acabar conmigo se tiró por las escaleras, acabando con su vida y como gracias al empeño de mi padre, logré nacer yo.
  • Precisamente porque conocemos nuestras respectivas historias, y son posturas totalmente irreconciliables, la decisión debo tomarla yo, y ya la he tomado.- Y se levantó del sofá, abrió la puerta de la calle y se fue.

 ______________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

Si alguien es capaz de aportar alguna salida a esta situación, se lo agradecería. Eso sí, por favor, abstengámonos de lemas pancarteriles, del estilo del título.

5 responses to this post.

  1. Posted by shinue1954-Julian on 25 junio, 2009 at 21:18

    ¡ Una salida? ante la negación evidente del derecho de su pareja a la paternidad, solo veo una salida.Yo te respeto y lo he demostrado, pero si para ti solo existes tú, ¡Agur Benhur! buscate otro tonto de quien abusar.

    Responder

  2. Posted by miguel on 25 junio, 2009 at 21:26

    Amigo Julián: Me temo que no hemos resuelto nada. Ese ¡Agur Benhur! No resuelve el problema, lo deja sin paternidad igual. Y no creo que se trate de abusar de nadie, son unos planteamientos muy distantes. De todas formas, gracias por tu aportación.

    Responder

  3. Posted by Carolina on 25 junio, 2009 at 23:56

    Hola Queridísimo Miguel Merino: Esta ida y venida que te traes entre manos del aborto al epigrama y del epigrama románticon al aborto me tiene desconcertada y en gran medida me defrauda a nivel medio hondo. Los versos están simpáticos y se te agradece el trabajito de ponerlos porque si no yo por lo menos en mi vida iría a leer por esos derroteros. Aunque para mí dudaría un poco de la aceptación general. No sé puede que peque de ignorante. Lo del aborto no me gusta. El tema para mi gusto no debería ser fuente de debate en estos momentos que vivimos socialmente. Es o debiera ser un tema zanjado. La Ley al respecto es bastante amplia, la pildora del día después es accesible y punto. De ahí para allá toda la responsabilidad queda en la mujer; la sociedad ha creado medios, accesibles también, para ir a una clínica y abortar. Si disponemos del dinero podemos hacerlo sin que nadie de nuestro entorno sea conocedor. Creo que la única medida para evitar el aborto es educar a los niños bien haciendolos concientes de lo que significa un embarazo y de lo sencillo y barato que es prevenirlo. Plantear otro tipo de debate al respecto me resulta entrar en dilemas filosóficos que como sociedad aún no sabemos manejar y que nos ponen delante para distraernos de lo importante. Aquí lo que necesitamos son gestores. Para aquel que le gusten las buenas fuentes, voy a tratar de enlazar un artículo cortito y certero. <a href>www.elpais.com/articulo/espana/Gobernar/elpepunac/20090625elpepinac_21/Tes</a>

    Responder

  4. Posted by miguel on 26 junio, 2009 at 8:57

    Hola queridísima Carolina:Para aclarar lo mas sencillo; la poesía satírica y burlesca, es una de las cosas que más me agradan leer. La han practicado grandes poestas denuestra historia, como podrás comprobar por la autoría de los que he recopilado en las dos entradas anteriores. Y me sorprende que puedas calificar de epigrama romanticón a ninguno de los aquí publicados, pero los releeré varias veces, por si acaso. Y en cuanto a que tengan aceptación general, te aseguro que este blog no es un test de popularidad, aquí escribo lo que me apetece en cada momento y aunque no negaré la parte de vanidad que corresponda, soy consciente de que mis gustos literarios y mis temas de discusión unas veces serán mas populares y otras menos.En cuanto al tema mas difícil; el aborto: Cualquier cuestión en la que exista mas de una opinión, debe ser tema de debate. Salvo que alguien lo tenga tan sumamente claro que no le valga la pena debatir. Mi cuestión con esta entrada es si la mujer es la única que debe decidir sobre su embarazo y creo entender en tu comentario que tú piensas que sí, aunque sin aportar un sólo argumento.En cuanto a distraernos de lo importante, no negaré la importancia de la situación económica, pero rara vez verás por aquí los temas "salmón", ni me motivan ni me divierten. En cuanto a lo de defraudarte, probablemente sea porque esperabas mucho de mí y sólo soy un pobre mortal.Un beso.

    Responder

  5. Posted by Carolina on 27 junio, 2009 at 11:00

    Merino: Generalmente contestas a mis opiniones alegando que tengo falta de argumentos. Empieza ha resultar un poco frustrante. Simplemente comentaba burlescamente el orden de los cuatro últimos post y los comentarios que han generado unos y otros. Ya sé que te gusta la poesía y la lectura en general. A lo mejor por esos gustos entiendo que eres un señor "culturado" y me agrada leer tu blog y darte mis opiniones… En fin. Respecto al aborto. ¿quieres un esquema de los argumentos? Me podrías reprochar quizás no posicionarme mas claramente e intentar nadar entre aguas. Es un defecto que tengo; hay quien me llama diplomática; hay quien me dice que me enrollo mucho o que no tengo argumentos. Mira lo siento, intentaré arreglarlo: – para mí abortar es matar a un ser humano. Está mal. – pero…vivimos en sociedad democrática, no todos piensan como yo. Por eso hay una ley que regula el tema y a mi parecer ya es bastante amplia. – aún así no podré evitar que cualquier pija irresponsable actúe como la chica de tu historia. Que para lo claro que lo tiene y lo lista que es en su trabajo menuda joya. No es capaz de evitar un embarazo y encima conociendo perfectamente la forma de pensar de su pareja que es estable le dice lo que va a hacer. Para qué le hace daño así? Mi caso es muy similar al de tu historia. Mi pareja es reacia total a tener hijos. Tengo una niña porque decidí seguir para adelante. Ya había visto el tema de las ecografias nuevas y los documentales del desarrollo del feto. Ir en contra de la voluntad de mi pareja nos ha causado muchísimo dolor. Mi hija me da grandes alegrías. Con el paso del tiempo la situación se endereza cada día mas. Actualmente tengo puesto un diu, usamos preservativos siempre y si por lo que fuera hubiera riesgo de embarazo iría corriendo a por la pastilla nueva (una cosa buena de zp). Si me quedara embarazada sí que sería una gran putada para mi. Así que pienso que lo único que a día de hoy puede hacer España en este tema es educar mejor a los menores. Y ponerse a debatir el aborto me parece pelearnos sin necesidad y una estrategia de los políticos para distraernos. No espero nada de nadie en concreto. Simplemente cualquier español de clase media adulto y con dos dedos de frente debería estar pero que muy preocupado y por supuesto posicionar sus ideas. Porque ya pagas la gasolina mas cara Miguel y abstraerse de determinados temas no los hace desaparecer. Si vives en democracia debes mojarte en ideas. Eso de la gente que pasa me resulta, sin ANIMO de ofender, de gandulismo y jeta. Si pasas del sistema que haces beneficiandote de vivir legislados en convivencia. Hay que aportar un pizquito mis niños. Saluditos a todos.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: