De aquella vez que Don Crescencio le pidió información a Don Froilán


– Buenas tardes Don Froilán.

– Buenas, nos las dé Dios, Don Crescencio.

– ¿Puedo hacerle una pregunta, sin ánimo de ofender?

– Puede, buen hombre, puede y si ofende ya disimularé, que los amigos pueden tomarse esas libertades.

– ¿Por qué le llaman el Rijoso? y perdón por señalar.

– No creo que necesite mucha explicación amigo mío, se lo puede imaginar.

– Me hago una idea, pero ha de ser apodo de años mozos, supongo.

– Pues no señor, que el mote es de reciente factura. Yo antes era sosegado tirando a manso, pero fue cumplir los sesenta… Tengo para mí, que esto del rijo fue una especie de autodefensa contra la edad.

– Y ¿le saca provecho o sólo disgustos?

– No se crea, es cuestión de estadísticas. Le diré que sobre diez entradas, seis acaban en tortazos, tres en sonrisa de agradecimiento y una en contubernio. No siempre con exactitud matemática, todo hay que decirlo, pero sobre poco más o menos. Hay veces que me llevo quince soplamocos seguidos, pero después caen dos contubernios.

– ¿Juntos?

– No lo permita Dios ni la Santa Providencia, que uno puede ser rijoso, pero no prepotente. Además, me parece a mí, que necesito primero de la ración de jarabe de palo para poder levantar el pabellón con la que hace diez. Así que mejor de una en una y separada por seis o siete tortazos y alguna sonrisa agradecida.

– ¿Y como selecciona a quien le entra, por la edad, por el tipo o por la apariencia?

– Yo le entro a todo lo que se mueva con aire pinturero y que seleccionen ellas.

– Es una forma de verlo.

– Créame, es la única forma de verlo. Si me pongo estupendo y selecciono, me temo que solo coseche guantazos.

– Pues nada Don Froilán, con Dios y que siga tan bueno y tan sano.

– Y usted que lo vea Don Crescencio. Con Dios.

7 responses to this post.

  1. […] Explicaciones A Paco Genaro […]

    Responder

  2. Vaya, pues una de cada diez, como media, no está nada mal, yo tampoco es que haya probado el método, pero me da que ni una de cada cien.

    Responder

    • Temo yo que don Froilán tiene más imaginación que ganas y mira que tiene ganas.
      Eso de que una de cada diez es pura ciencia ficción. Pero déjalo que disfrute.
      Un abrazo crack.

      Responder

  3. he tenido que buscar qué es rijoso, es que si no… parecía la historia de Dess (no nos escucha ¿no?)

    Responder

    • Tranquila, a él le gusta que lo nombren aunque sea para esto. Hay algunas palabras que cuando las aprendes, se te enganchan de alguna manera y estas deseando una oportunidad para soltarla. Eso me pasó a mí con RIJO y sus derivados.
      Un casto beso, para que no me llames rijoso.

      Responder

  4. Lo mismo me ha pasado a mí con lo del “rijoso”. Se entendía por el contexto, pero he tirado por si las moscas del diccionario de la RAE. Da gusto con la gente culta y que sabe escribir. No solamente te entretiene, sino que enriquece tu vocabulario.
    Un abrazo, don Miguel.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: