Erkoreka y el Alakrana


 

Aun a riesgo de sonar a justificación, vaya por delante mi deseo de que todos los secuestrados del Alakrana sean liberados sanos y salvos, se tenga que hacer para ello lo que se tenga que hacer, que no me corresponde a mí decidir.

Dicho lo dicho, me ocuparé ahora de la parte repugnantemente política (sí, lo siento, tiene  una parte repugnantemente política) del asunto.

Siempre he oído decir, y me parecía razonable, que un gobierno no puede ceder ante los chantajes de un grupo de secuestradores, ya sean estos terroristas o delincuentes comunes. Y esto debía ser así, entre otras cosas, porque ceder significa invitar a seguir por esa vía, mientras que mantener una dolorosa e incluso trágica negativa, disuadiría a futuros secuestradores. Pero hete aquí que no hago más que oír a cierto representante del PNV (Josu Erkoreka creo que le llaman), que amén de no perder ripio para decir lo mal que lo ha hecho el gobierno por no evitar el secuestro, se le llena la boca diciendo que ahora lo único que queda es pagar y devolver a los dos secuestradores detenidos. Esto, ya lo pensamos muchos, pero claro, no formamos parte del poder legislativo, cosa que él sí, y ese poder legislativo, si no estoy equivocado, impide por ley, que se haga lo que este señor dice que tiene que hacerse. Pero aun hay más. Vino a decir en unas declaraciones a Antena 3, que un gobierno que controlase como debe controlar, los órganos de poder, no permitiría que los jueces hicieran lo que están haciendo con los dos secuestradores detenidos.

Es decir, si he entendido bien; el gobierno debería haber dado instrucciones a los jueces para que los secuestradores estuvieran en su casita, viendo la tele a la espera de su parte en el botín. Y como no lo ha hecho, es un mal gobierno. Y como además no lo ha hecho, no porque no haya querido, sino porque no controla a los jueces, además de un mal gobierno es incompetente que a lo mejor es redundancia.

Si estuviera dispuesto a creer a pie juntillas al sr. Erkoreka, tendría que felicitar al Sr. Zapatero por no ser capaz de controlar el poder judicial (aunque hay otras teorías que afirman lo contrario) y tendría que tomarme al menos dos cucharadas de Primperan antes de oír de nuevo al sr. Erkoreka. Esto último si que lo voy a hacer, siquiera sea por mantener el desayuno en su sitio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: