Paciencia y barajar


 

Pocas veces, quizás ninguna, se tiene libertad real para tomar nuestras propias decisiones. La mayoría de las veces, quizás todas, estamos condicionados por múltiples situaciones personales, sociales, económicas, religiosas, etc. El grado de presión que estos condicionantes ejercen sobre nosotros a la hora de tomar la decisión, también es múltiple y en el peor de los casos, hace que la decisión que tomemos, sea, paradójicamente, la de no tomar ninguna decisión. Cuando hacemos esto, la mayoría de las veces no nos damos cuenta  de que esa indecisión, es una decisión que está cambiando nuestra vida, quizás para peor, casi siempre para peor, pues como mínimo, nos hace sentir incómodos con nosotros mismos.

En estos casos, solemos tomar la decisión del cambio, obligados por las circunstancias, es decir, por motivos externos a nosotros. Esto, nos pone en situación poco ventajosa, pues nuestra capacidad de maniobra es menor y tenemos que reaccionar sin ser dueños de la situación. Tampoco es malo necesariamente. Puesto que era evidente que había que cambiar, aunque la decisión sea obligada, se puede hacer de la necesidad virtud y pasando por encima de dificultades, incomodidades e incluso pequeños o grandes desastres, tomar por fin las riendas de nuestra vida y acertar o estrellarnos, pero por motivos propios.

Mientras tanto, no nos queda más que aquel sabio consejo que solía dar Camilo José Cela: paciencia y barajar.

2 responses to this post.

  1. Posted by Carolina on 31 diciembre, 2009 at 20:41

    Es un prisma interesante, una verdad como una casa. Verlas venir no siempre es malo tampoco. Te deseo a ti y a los tuyos una partida de año alegre y entrañable. A ver qué nos depara el 2010. Felicidades Miguel.

    Responder

  2. Posted by miguel on 31 diciembre, 2009 at 23:07

    Ecléctica amiga, el 2010 nos deparará cosas buenas, putadas, emociones, desastres, alegrías, llantos, muertes, nacimientos, en definitiva, pura vida. Y que podamos contarlo.Yo también te deseo lo mejor, aunque quizás venga por caminos tortuosos. ¡Feliz añor! ¡Feliz vida!

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: