Sintiendo a los que ya no están (Miki el Bufón Y el Cuervo)


 

Aunque esta entrada es vieja, hoy me ha apetecido recobrarla.

__________________________________________________________________

El Cuervo revoloteó varias veces por encima de Miki, que estaba sentado en una piedra a la orilla del río. En vista de que Miki seguía abstraído, comenzó a coger pequeñas piedras con su pico y a dejarlas caer sobre la cabeza de Miki. Como no conseguía sacarlo de su ensimismamiento, se posó sobre su hombro izquierdo y esperó pacientemente a que Miki le hiciera caso.

– ¡Hola Cuervo! ¿Llevas mucho tiempo ahí? – Preguntó Miki, aún con cara distraída.

– El suficiente para darme cuenta de que tu cuerpo estaba aquí sentado pero tu pensamiento andaba muy lejos – contestó el Cuervo.

– Te equivocas. Mi pensamiento también estaba aquí. Estaba sintiendo – Explicó Miki.

– Pues no debías sentir mucho, ni me veías, ni me oías, ni me sentías, ni me olías, sólo me faltó meterme en tu boca para que me detectaras con el gusto, pero no me atreví, como tú comes de todo – Se burló el Cuervo.

– Estaba sintiendo a los que ya no están.

– ¿Te has vuelto creyente de repente? – Preguntó extrañado el Cuervo.

– Si por creyente entiendes seguidor de una religión al uso, ya sabes que no. Pero si creo aquello de que la materia ni se crea ni se destruye, sólo se transforma. De manera que por aquí, está todo lo que fue, todo lo que es y todo lo que será. Cambiamos de aspecto, pero no desaparecemos. – Dijo Miki.

– No está mal para alguien que siempre ha dicho que las religiones se inventaron entre otras cosas, por ese afán de trascendencia. De golpe te conviertes en alguien eterno. ¿Quién como Dios? – Contestó no exento de cierta sorna el Cuervo.

– No sé lo que fuimos antes de nacer, pero una vez muertos es mas fácil de explicar. Pasamos a formar parte del ciclo de la vida, nos convertimos en materia orgánica de la que se nutre cualquier raíz, pasamos de esa guisa a formar parte de ese vegetal, o bien somos arrastrados por una corriente de agua y engullidos por ese primer salmón que remonta la corriente río arriba. Así que de una forma u otra, todos los que han sido están presentes en todos los que son. – Respondió Miki haciendo caso omiso a la sorna del Cuervo.

– De donde se deduce que en mí está César, Mozart, Voltaire, Napoleón, etc. No está mal. – Se rió el Cuervo.

– Bueno, oyendo tus graznidos, lo de Mozart no es muy creíble. Pero baja de las nubes, también estarían en ti o en mí; Hitler, una rata de alcantarilla, millones de cucarachas. Todo forma parte de nosotros y nosotros formaremos parte de todo. – Sentenció Miki.

– Vale, retiro lo de Mozart, pero es evidente que en mí prevalece la marcialidad de César, el sarcasmo de Voltaire, la estrategia de Napoleón e incluso la belleza de Adonis.- Dijo el Cuervo riendo y alejándose, para no dar opción a Miki de contestarle.

One response to this post.

  1. Posted by Carolina on 23 julio, 2010 at 22:32

    Fuffff,, Miguel,, justo estaba pensando: y merinillo no va a escribir nada de esto??? pobrecillo,, pero le veo en el rostro paz,, me "alegra", ya sé que esa no es la palabra… estoy gandula para encontrar la adecuada.Bueno he vuelto a buscar una foto y encuentro esto. Muy bueno, me ha gustado,,, todos necesitamos una fe proque nos pasan cosas muy grandes en la vida,, porque en general la vida es alucinante y queremos saber que es para algo… un besote.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: