Rimando y remando, que son gerundio


Ojitos de chiribitas

en beneficio de Príapo,

es decir, ojos de sapo

pintados de mascarita.

Hay que retorcer el trapo.

 

Boquita de Magdalena

llorando por su pasión,

que nunca ha sido un señor,

ni aun en la última cena,

donde no cenó ni dios.

 

Si en el Olympo hubo guerra

por Helena y ardió Troya,

queda la rima de olla

de sus pasos por la tierra.

¡Hay que ver! ¡Menuda joya!

 

¡Cuan gritan esas malditas!

Pero me da mucha grima

que en acabando estas rimas

puedan irse de rositas.

Y que se me entienda, encima.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: