Don Iracundo Pérez Artigas


 Don Iracundo Pérez Artigas, alias Don Ira, tiene la cólera floja y un aire de uranio puro. No da puntadas sin hilo, ni putadas con estilo, pero sí que hace putadas.

    • – ¿Y cree usted que a mala leche?
    • – Seguramente no, sino, sería cabronada.
    • – ¡Anda! Pues tiene usted razón.

 Don Ira siempre empieza con una admonición que acojona y acaba con un epíteto que aturrulla, lo de en medio importa poco. Y no es que no tenga contenido lo que diga, que a lo mejor sí, pero entre la admonición y el epíteto, nadie tiene capacidad de asimilar el mensaje.

  • – ¿Y no ha probado a cambiar la introducción y el final?
  • – No, se ve que tiene incapacidad molecular.

Don Ira, a lo peor es un sabio, o a lo mejor un filósofo. Al menos, no se ha podido demostrar lo contrario. Pero eso sí, él está convencido de ambas cosas.

– ¿Y obra en consecuencia?

– Consecuentemente, obra. No parece tener problemas intestinales.

 Don Ira tiene el cielo ganado, porque tanto la admonición como el epíteto son pecados veniales y entre uno y otro no tiene tiempo de mayores ofensas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: