LIV


Esto de cumplir años está muy bien, sobre todo pensando en la alternativa, en el no cumplirlos. Así que aquí estoy, dispuesto a insistir cada 25 de enero, y van ya cincuenta y cuatro (LIV, por el plan antiguo) y los que te rondaré morena. Por mí que no quede.

Además, que me miro al espejo y no me disgusta lo que veo, incluso diría que me gusta. ¿Cómo? ¿Qué no es un espejo? Ya decía yo que cada vez me parezco más a George Clooney ¿Quién ha puesto ahí ese poster?

Bueno, a lo que iba, que no estoy tan mal. Si hacemos excepción del azúcar, las transaminasas, el colesterol malo, que por lo visto aquí también hay buenos y malos, los triglicéridos, el lumbago, la impotencia (no esa impotencia, mal pensados, que para eso está la viagra), los juanetes, ¿no me piensan parar? Pues eso, que estoy como una rosa. Así que vengan cumpleaños a mí.

Os recuerdo que las felicitaciones en forma de regalos caros y selectos me llegan mucho antes al corazón. No es que las otras no me lleguen. Llegar, llegan, pero ¿cómo llegan? Además, que necesidad tenéis de quedar como ratas conmigo.

 

2 responses to this post.

  1. Posted by Carolina on 25 enero, 2011 at 9:01

    Que pases un día tranquilo y feliz.. Enhorabuena, lo importante es como muy bien dices cumplirlos. Yossss 54 añitossss,, se supone que ya eres adultamente maduro nop??? jajajjajjaj Tengan cuidaillo con los dulces !!

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: