Me gusta…, no me gusta… (Autorretrato)


Me gusta la palabra abuelo, sólo en boca  de Yaret.

No me gustan los eufemismos.

Me gusta el olor de la manzana roja recién cortada para comer, cogida directamente del frutero, no de la nevera.

No me gusta que casi ninguna fruta tenga olor ni sabor.

Me gusta pasear la mirada por las estanterías de las librerías de segunda mano y encontrar de repente ese libro que se resistía.

No me gusta que me vendan un libro.

Me gusta escuchar una canción de moda y encontrar a Neruda entre sus versos.

No me gusta escuchar una canción y no encontrar nada entre sus versos.

Me gusta leer. Si tuviera que elegir entre leer, escribir y ser leído, no tengo ninguna duda de que elegiría leer.

No me gusta leer al dictado.

Me gusta escribir y que me lean. Vanidad de vanidades.

No me gusta escribir al dictado.

Me gusta mirar a mi mujer y ver en sus ojos lo que ella ve en mí.

No me gusta que mi mujer me mire y vea lo que en realidad hay.

Me gusta subirme por la mañana en la balanza y ver que he bajado peso.

No me gusta lo que he tenido que hacer para conseguirlo.

Me gusta la cerveza Cruzcampo.

No me gusta la cerveza Heiniken.

Me gustan las palabras en desuso.

No me gusta el mal uso de las palabras.

Me gusta discutir. Y me gusta que el otro sepa más que yo. Si puedo, al poco tiempo se tanto como él.

No me gusta discutir y que el otro sepa menos que yo. Siempre salgo perdiendo.

Me gusta comer siempre y de vez en cuando, cocinar.

No me gusta cocinar siempre y de vez en cuando comer.

Me gusta que la mujer tenga los mismos derechos que el hombre.

No me gusta que crean que eso se consigue con cuotas obligatorias y lenguaje estúpido, o estúpida.

8 responses to this post.

  1. Posted by Carolina on 28 febrero, 2011 at 10:24

    Buenos Días,, buena semana. Cambiamos a marzo y seguimos en el día a día luchando por atrapar la felicidad. Me gusta leerte autoretratado y asertivo. Espero que los términos estén bien usados. Un cariño forte.

    Responder

  2. Me gusta, no me gusta…
    Mi primer pensamiento al leerlo se fue a recordar tiempos infantiles cuando deshojaba margaritas y al mismo tiempo mentalmente te decías, me quiere, no me quiere… pero con me gusta, no me gusta 🙂

    Responder

    • Lo de tiempos infantiles, en tu caso debió ser ayer. De todas formas nunca dejes de deshojar margaritas, ese componente azaroso del amor es uno más de sus múltiples atractivos. Gracias por reincidir en las visitas.

      Responder

  3. Te has dejado el Colacao sin azúcar! 😉
    Besos, Miguel

    Responder

  4. Me gusta leerte. No me gusta tener tan poco tiempo para hacerlo contigo e incluso conmigo misma. 😛
    Besazo

    Responder

    • A mí me gusta que te guste leerme. Y me gusta que aunque tengas poco tiempo siempre lo hagas. Y me gusta que escribas. Y me gusta que te tomes tu tiempo y lo hagas cuando puedes. Y me gustan tus besazos. No sé si te he dicho que me cambian uno tuyo por sesenta de Jenifer López, pero no he cambiado ni uno. Los guardo todos. 😛
      Un besazo.

      Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: