Sobre puertas, principales y funciones


 – La función de una puerta es guardar lo que hay tras su marco.

– O tal vez sea la de dar paso a disfrutarlo.

– Eso es ridículo, si no existiera la puerta, estaría el paso franco.

– Probablemente el paso estaría franco, pero el contenido desaparecido.

– Luego, la misión es guardar el contenido.

– De acuerdo, pero como misión secundaria. La principal es que se siga disfrutando de lo que guarda.

– Volvemos al primer verbo, guardar.

– Nada asegura que lo primero sea lo principal.

– El principal siempre es el primer piso.

– Error, el principal, aunque le llamen primero, es el segundo. El primero siempre es el de primer acceso y éste siempre es el bajo. Al que guarda la mejor puerta.

– La mejor, porque es la más segura.

– Nuevo error. La mejor, porque es la más hermosa, que además suele dejar ver lo que existe más allá de su umbral.

– Sí, pero siempre bien cerrada. Lo verás pero no lo catarás.

– O abierta de par en par. Depende del momento.

– Pero al final, una puerta es una puerta y siempre termina cerrándose.

– Al final, una puerta siempre es una puerta y se abre y se cierra a discreción.

9 responses to this post.

  1. “una puerta es una puerta y se abre y se cierra a discreción”… hombre, me ha encantado…

    Responder

  2. ¿Y las puertas giratorias? ¿Hay algo más absurdo? O te tropiezas porque vas demasiado deprisa, o te da en el culo porque es ella la que gira veloz.

    Buena digresión sobre puertas. Un saludo.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: