Los primeros calores (Artículo de Camilo José Cela)


Cervantes distinguía el verano del estío, para Cervantes el año tenía cinco estaciones, a saber: primavera, verano, estío, otoño, invierno. Los primeros y los segundos calores suelen presentarse en verano, que es la estación referida al calendario, y no en primavera, trance que casi ha desaparecido en España, mientras que los terceros y los cuartos suelen aparecer en el estío, que es la estación gobernada por el termómetro, y suele prolongarse en el otoño, circunstancia que cada día que pasa es más hermosa y reconfortadota. Ahora andamos por los primeros y puede que los segundos calores y de Virgen en Virgen, esto es, del Carmen a la Asunción, acostumbran a presentarse los terceros y los cuartos. Los calores veraniegos y estivales no se deben llevar con resignación sino con orgullo, es un puro deleite el descubrir cada tardecica que contra la sequedad del gaznate se puede luchar, incluso sin mayores merecimientos, con uno o dos vasos de vino.

                                                         Recogido en A bote pronto, Barcelona: Seix Barral, 1994

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: