Salga el sol por donde salga


 

Te sigue sorprendiendo, ¡Madre mía!

que el sol nunca levante por poniente,

y que nunca se acueste por naciente

ni se oculte al llegar el mediodía.

 

Conserva por tu bien esa manía.

Defiéndela con uñas y con dientes,

y haz que tus oídos sean tenientes

a quien diga que sólo es mimosería.

 

No debiera causarte cada día

tristeza el confirmar esa sorpresa.

Debiera ser motivo de alegría,

 

pues es bueno tener en la cabeza,

argucias contra la melancolía,

que el soñar nunca fue menos certeza.

2 responses to this post.

  1. Posted by Ana on 27 octubre, 2012 at 8:05

    ¿Ves?… Todavía me sorprendo.
    Simplemente GENIAL.
    Un beso amigo.

    Responder

    • Querida Ana: Tus valoraciones no son objetivas, pues vienen dadas por el cariño que me tienes, pero se agradecen igualmente. Besos, abrazos y toda clase de parabienes.

      Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: