Fabulosas narraciones por historias (Conversando una botella)


fabulosas-narraciones-por-historiasJuan el Gamba apareció empuñando en una mano una botella de vino tinto de La Higuera Mayor, y en la otra, dos copas y un trozo de queso de Pajonales semicurado.

– Hola Luis ¿te apetece conversar una botella?

– Eso siempre.

– ¡Coño! no me acostumbro a verte con esas pintas de pordiosero. Déjame que te ayude de una puñetera vez. Te vienes a casa y…

– Le he di di dicho que me me de de deje tranqui qui qui lo. Yo no yo no yo no sé qui quie quién es usted.

– Perdona Luis, no he dicho nada. Vamos a conversar la botella y nada más.

– Veo que has traído vino y queso de la tierra, ¿me vas a hablar de un autor canario?

– Pues no. En realidad quería hablarte de un libro de Antonio Orejudo, madrileño él, que no sé si habrás leído. Se trata de Fabulosas narraciones por historias. Un verdadero ultraje a una institución como la Residencia de Estudiantes, que tanto tuvo que ver con el arte de la Generación del 27, y de personajes sagrados como Juan Ramón Jiménez u Ortega y Gasset.

– Bueno, bueno. Ultraje suena demasiado solemne y rimbombante. No te hacía yo a ti tan oficialista. Yo creo que pone en solfa de manera humorística y jugando con personajes reales y ficticios, todo ese dogmatismo sobre la literatura y el arte.

– Pero es que pone a personajes reales en situaciones ridículas y casi delictivas.

– A mí me gustó mucho. Me pareció una de las novelas más redondas y literarias de los últimos años. Es lo único que he leído de este autor, pero si cae otra cosa de él en mis manos, deberá ser muy buena para no defraudarme por la comparación. Ese recurso de cada vez que nombra a uno de los personajes reales importantes como Ortega, Juan Ramón o el propio Lorca, hacerlo con las mismas frases, ya sea en cartel anunciador, en una entrevista o en una conversación, resulta cómico y tiene más carga irónica de la que parece. Y la trama está muy bien urdida, es bastante creíble incluso utilizando personajes reales, lo cual es muy difícil de conseguir. Las capillitas literarias, por lo poco que conozco, siempre han existido y siempre existirán. No olvides que la vanidad suele formar parte intrínseca del arte.

– Pues a mí me parece una falta de respeto a lo más sagrado del pensamiento y el arte del siglo XX.

– Sagrado, sagrado. Pero que solemne y dogmático estás hoy, vamos a terminar la botella, a ver si se te despejan esas brumas que te nublan el cerebro. Creo que lo mejor que puedes hacer es volverla a leer. Verás que le sacas más punta a su lectura y un buen rato de placer. Por lo que recuerdo, salvo cuando se meten con Cela, no te he visto nunca tan intransigente.

– De manera que sí que te acuerdas de mí. Ya sabía yo que lo tuyo era pura pose y disimulo.

– ¿Có có como dice? Dé dejeme en paz o le pe pe pego con la con la bo con la botella en la cabe cabe cabeza, que ya se ha ter ter ter termina na nado y no me do do do lerá rom rom rompérsela en la cris cris crima.

– Vale, vale Luis. Hasta la próxima botella y seguiré tu consejo. Voy a leerla de nuevo.

11 responses to this post.

  1. Tomo nota, no lo conocía.
    Me ha encantado lo de conversar botellas.
    Besos

    Responder

    • Hola Dolega: Juan y Luis son dos personajes de un pequeño cuento que escribí en este blog (Los viejos amigos) y que terminaron convirtiéndose en los personajes que utilizo para hablar de libros. Espero que te guste tanto como amí.
      Besos.

      Responder

  2. Perdón por la intromisión, pero hablando de Orejudo tenía que meter baza. “Fabulosas narraciones…” está bien, y de hecho fue el primer libro de él que leí, más que nada porque “Ventajas de viajar en tren” estaba agotadísimo cuando quise conseguirlo (ahora ya es posible hacerlo, de nuevo). Como tú dices, la trama entre personajes reales y literarios es verosímil, y el libro tiene buen ritmo, pero si te ha gustado te recomiendo el de “Ventajas…” y el último que ha publicado: “Un momento de descanso”.
    Por si te lo preguntas, no, no soy ni accionista de Anagrama, ni pariente suyo. Es que sus columnas en ‘Público’, hasta que lo cerraron este invierno, me hicieron ver que era un intelectual comprometido, que llama a las cosas por su nombre.
    Y disculpa de nuevo por meterme donde no me llamaba nadie.

    Responder

    • Ni se te ocurra volver a disculparte por dejar tu opinión. Muy al contrario, te lo agradezco. Estás en tu casa. Y por supuesto que leeré en cuanto se me ponga a tiro cualquier otro libro de este autor, pues me ha gustado bastante éste.
      Un saludo y no dejes de opinar cada vez que te apetezca.

      Responder

  3. Me lo apunto, aunque solo sea por el nombre (del autor, se entiende) 🙂

    Responder

  4. Vale…Antonio Orejudo. Un desastre, no había oído hablar de él, se nota que he dejado la lectura un poco de lado útimamente y esto no puede ser, que se pierde la costumbre y luego cuesta.
    Llega mi cumple, y cómo suelo ir dejando caer indirectas sobre regalos, voy a apuntar el nombre del autor y el título en una nota, y lo dejaré por aquí como quien no quiere la cosa – ¿que es ésto?- nooooo, nada, un libro que me gustaría leer…a ver si cuela

    Responder

    • La Inmagina Ción no tiene edad y no puede tener cumpleaños. Pero sí es un buen regalo. No es actual, creo que la edición es de 2007, yo lo pillé en una de las tiendas de libros usados en las que escarbo. Tengo demasiado vicio con los libros como para pagarlos nuevos.
      Un beso de tu amigo Juan. Que ahora me doy cuenta qaue lo de que no querías ser mala podía venir por lo de Juan. Lento que es uno.

      Responder

  5. Has sido nominado a un premio virtual, sin pasta ni azafatas por medio.

    http://dessjuest.wordpress.com/2012/08/11/otro-merecido-premio/

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: