Parcelando el bosque


 

Esta entrada la escribí hace cinco años. No parece que hayamos avanzado mucho desde entonces. Ni para un lado, ni para el otro. Unos gritan: ¡Más Europa! y otros gritan: ¡Menos España! Quizás ambos gritan lo mismo, sólo que aun no lo saben. La entrada de Inma me la ha recordado, aunque en aquella ocasión eran los vascos y hoy son los catalanes, mañana los canarios y pasado los almonteños. Vale, lo de los almonteños es broma, pero lo de los canarios que le pregunten a Paulino Rivero. A mí, que me dejen caminar libremente y que los gobierne el diablo.

_______________________________________________________________________________________________

  • Hola Miki ¿te has enterado? – Preguntó el Cuervo.
  • ¿De qué tengo que enterarme? – Respondió Miki.
  • Los habitantes del Norte del Bosque quieren independizarse y van a hacer una consulta entre ellos para ver si quieren seguir perteneciendo al Bosque o no. – Aclaró el Cuervo.
  • Pues a simple vista me parece una tontería. Se supone que hemos ampliado las fronteras al unirnos a la Aldea y a la Ciudad. Pero supongo que como siempre, será cuestión de quien maneja los bienes comunes – Opinó Miki.
  • No Miki, es mucho mas que todo eso, incluso alegan que hablan diferente y que su forma de hablar es la mas antigua –
  • Bueno mi primo el Gago también habla diferente y no se quiere independizar de nadie.
  • Pero no es lo mismo una dificultad al hablar que un Idioma. No seas frívolo – Protestó el Cuervo.
  • No es mi intención ser frívolo y si te he de ser sincero me da igual como se divida el bosque, lo que sí quiero es poderme mover por él y por la Aldea y la Ciudad con total libertad, luego como si cada árbol quiere administrar su sombra.- Le respondió Miki.
  • Siempre estás con tus imposibles, sabes perfectamente que hay que organizarse de alguna manera, que la unión hace la fuerza y que la única forma de prosperar es defender lo que hemos conseguido. – Le amonestó el Cuervo.
  • Lo de organizarse, de acuerdo. Que la unión hace la fuerza, vale y que sólo es conservador aquel que tiene algo que conservar, también de acuerdo. Pero las organizaciones pueden ser diferentes, pueden ser integradoras en lugar de segregadoras. La unión hace la fuerza, por lo tanto cuantos más nos unamos más fuertes seremos y en cuanto a defender lo “nuestro”, cuanto más común sea ese “nuestro” más fácil de defender ¿no te parece?- Dijo Miki con cara de mitinero.
  • El mundo siempre se ha organizado así, no vas a venir tú ahora a cambiarlo- Se burló el Cuervo.
  • Mejor será que lo vayamos cambiando nosotros, porque me temo que la alternativa sea que nos lo cambien a ostias y esta vez con la razón que da el hambre.- Terminó Miki su perorata.

25 responses to this post.

  1. Como dice Miki: “supongo que como siempre, será cuestión de quien maneja los bienes comunes”. Bien dicho, Miguel, Michael, Mike, Miki.

    Responder

  2. Los habitantes del norte del bosque ya tienen claro como se administran los bienes, no lo dudes. Y ellos sí quieren administrar su sombra y la del resto y están todo el día haciendo por ello.
    Besazo

    Responder

    • Sí, siempre se trata de eso, del dinero. Ya lo decía Quevedo:
      Madre, yo al oro me humillo,
      Él es mi amante y mi amado,
      Pues de puro enamorado
      Anda continuo amarillo.
      Que pues doblón o sencillo
      Hace todo cuanto quiero,
      Poderoso caballero
      Es don Dinero.

      Un beso.

      Responder

  3. Espero que los almonteños no. Que los almonteños, todavía no. Porque esta gente, con todos mis respetos y mi grande admiración, se lían a estacazos con España y dejan la piel de toro convertida en parche de tambor rociero.
    Aunque hay veces, compañero, en que pienso -entiéndeme, sólo desde el cabreo más profundo- que si a Andalucía la pillara por las buenas un nacionalista de éstos y Andalucía se dejara comer el coco, iba a temblar España e iba a temblar Europa… Ganas me darían a veces de comprobarlo.
    Gracias a Dios, no somos así.
    Un saludo, amigo. Y un relato bordado a la medida.

    Responder

    • Los almonteños, mientras no le toquen a la Blanca Paloma, se puede hundir el mundo. Y hacen bien. Cada cual se apuntala con lo que quiere o puede.
      Debe ser porque he vivido en varias regiones de la piel de toro que tengo menos arraigo. O más, porque me siento madrileño, extremeño, andaluz y canario. Y si me paso un par de meses en algún sitio y me dan bien de comer, abrazo su genitilicio cn la misma buena fe. Es lo que tiene ser apátrida.

      Responder

      • Pues un rato con tiempo que te pases por Zaragoza tengo que invitarte a comer, para que vayas haciendo el paladar a la gastronomía de estos lares. Es que casi me ha jodido que no se haya terciado que pudieras abrazar también el gentilicio aragonés.
        Un abrazo.

        Responder

        • Tengo un amigo de Teruel y el delegado de tu Zaragoza, Juan Morgado es hermano mío de internado. No, no es el Pelao, pero andaba por allí. Abrazado pues el gentilicio. Pero a comer voy.

          Responder

  4. Pues yo digo lo mismo que allí, en casa de Inma, uno lleva viviendo toda su vida aquí, en el norte del bosque, y escucha a diario que si el pueblo piensa tal, o piensa pascual, digo yo que si interesa realmente saber lo que piensa quizá lo mejor sería preguntárselo, sin más.

    A mí la verdad es que esos temas me la sudan bastante, y cuando digo que me la sudan es que me la sudan, vivo feliz siendo español y seguramente seguiría feliz siendo vasco, o las dos cosas, o si emigro y me hago jamaicano.

    Responder

  5. Que cada árbol quiera administrarse su propia sombra estaría bien, o no estaría mal, si además no quisiese intervenir el la administración de la sombra que quieran hacer los demás.

    Es lo que dice el “melenas” este de aquí inmediatamente encima: ser madrileño, español, europeo o ciudadano del mundo mundial tanto da. No sé por qué tanta tontería con “las banderas sucias y las patrias putas” que canta Albert Pla.

    Pero, oye, es una opinión. Y si no gusta tengo otras ;D

    Responder

    • Efectivamente, es importante tener otras opiniones. Tenerlas en cuenta, quiero decir.
      El sueño de un mundo sin fronteras, por más utópico que sea no es mal sueño, aunque para algunos sea una pesadilla.
      Y sí, las banderas se ensucian y las patrias se prostituyen, porque todos tenemos vocación de proxenetas.
      Un abrazo.

      Responder

  6. Posted by Ana on 13 septiembre, 2012 at 9:15

    Pues mira que yo no lo veo mal, ni bien ni lo contrario. O quizás quede mejor de otra manera: Lo veo bien, mal y lo contrario.
    Tu me entiendes amigo Miguel.
    Un beso

    Responder

    • Pues no sé si te entiendo, amiga Ana. Tú vives ahí desde hace mucho tiempo. Supongo que tienes una opinión formada y entendería que no quisieras pronunciarte y menos en público. Hasta ahí, puedo leer.
      Un beso.

      Responder

  7. Yo que soy del norte de ese bosque, que vivo a menos de un kilómetro de la frontera de lo que aquí algunos llaman España (despectivamente clarostá y preguntándome si se piensan, acaso, que vivimos suspendidos en el aire…como nosotros no somos España…..) y que a veces la traspaso para ir a caminar a un lugar donde hay un pantano muy bonito ( joder, menuda introducción más larga que me ha quedado!): ¿que tendría que hacer? ¿sacar el pasaporte cada vez que quiera ir a hacer un poco de ejercicio? ¿pensar que estoy veraneando en otro país?
    Como he dicho en casa de Inma y como bien dice ella, me gustaría que tanto los de una zona del bosque como los de la otra probasen durante un tiempecito esa “independencia”, a ver que pasaba.

    Ya ves que como elefante en una cacharrería he aparecido por aquí….si me lo permites….?

    Besos

    Responder

    • No sólo te lo permito, sino que has tomado posesión de tu casa. Y manifestar una opinión no lo considero entrar “como elefante en una cacharrería”.
      Gracias por tu visita y tu comentario.
      Un beso.

      Responder

  8. Has hecho bien en sacar este escrito tuyo de hace cinco años, cuando yo era prácticamente un niño. Además de tener plena vigencia, ha sido un magnífico colofón al seminario independentista iniciado por nuestra común amiga Inma.
    Un abrazo.

    Responder

    • Incluso, a lo mejor, aun tenías pelo. 😛 Entiendo que existan diferentes formas de ver las cosas, pero no soporto las ideas excluyentes. Y sobretodo, no soporto esa posesión de la verdad que tienen todos los fundamentalismos.
      Un abrazo.

      Responder

  9. Ay, lo nuestro, lo nuestro ¿qué será eso de lo nuestro? Estoy con Dess, si es que me da igual ser española, catalana, y oye que lo de jamaicana tiene su punto, eso sí, si les da por empezar a imponerme me cabreo y como soy espíritu de contradicción, me da por ponerme en contra, que estoy de tonterías adivina hasta dónde, que yo hoy estoy fina.
    Muchos besos guapo

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: