El que vale, vale.


 

versatile-blogger-awardPor fin me toca recoger, aun con vida, lo mucho cosechado hasta la fecha. Por fin he venido a dar con gente que sabe reconocer el talento allá donde se encuentra. Vamos, que me van cayendo los premios de a pares. Esto me viene a pasar hace apenas cuatro o cinco años, es decir, en plena adolescencia y es posible que no hubiera sabido asimilarlo. Pero las cosas vienen cuando tienen que venir. Ahora, convertido casi en un adulto, uno sabe manejar estas situaciones con el aplomo y la sensatez que aporta el saber que es algo merecido. Antes creía saberlo. He aquí la diferencia.

Como les decía, los premios cosechados en esta ocasión son dos: The Versatile Blogger Award y One Lovely Blog AwardOne Lovely Blog Award. Menos mal que uno maneja el traductor de Google con cierta soltura y puede enterarse más o menos de lo que significan, porque como dice el amigo Jesús ya podían  currárselo en español y llamarlos ¡Qué salao eres, mi arma! o ¡Dame tu teléfono y quedamos! por poner dos ejemplos.

Estos premios tienen su servidumbre y conllevan la obligación de agradecer a quien te lo ha concedido, su concesión, valga la redundancia. Debe ser que no los agradecía ni dios y por eso. No es mi caso. A mí me educaron tan bien, que daba las gracias incluso cuando me arreaban una hostia y os puedo asegurar que hubo días que no me dio tiempo a agradecerlas todas. Lo cual hacía que me fuera a la cama con cierto desasosiego. Y ello me obligaba, a la mañana siguiente, a buscar al hostiador para ponerme al día en los agradecimientos. Cierto que esto conllevaba muchas veces nuevas hostias, pues el sujeto pensaba que le estaba tomando el pelo y era el cuento de nunca acabar. ¡Huy! con tantas explicaciones, se me olvidaba agradecer los premios a Adwoa y a Jorge, bueno, a Jorge solo uno de momento, pero como yo lo voy a nominar a él a los dos, no le va a quedar más remedio que darme el segundo también, así que agradecimiento por adelantado. Que uno es más cumplido que un luto en Guareña, como ha quedado dicho.

Otra servidumbre de estos premios es contar cosas sobre uno mismo. Creo que son siete cosas. No me voy a ceñir a esta condición (condicionalidad dicen ahora periodistas y economistas, porque cuantas más letras tenga una palabra, más importante les parece a estos analfabetos) y os voy a transcribir lo que se publicó sobre mí en la contraportada de mi libro Cuentos visibles, que tanto éxito de público (agotada la edición) y crítica tuvo en su día. Transcribo:

“El autor y su obra:

Miguel A. Merino nace en Madrid en 1957, aunque su infancia y pre adolescencia transcurren en Badajoz (se olvidó de añadir Coria del Río y Sevilla). Muy pronto se despertó su vena literaria y ya en 1967 quedó tercero en un concurso de redacción patrocinado por Coca Cola. Espoleado por este su primer éxito, siguió escribiendo, aunque ahora principalmente poesía, de clara inspiración lorquiana. Cuentos visiblesAsí, su primer libro de poemas se tituló: Primer romancero quinqui (1971, inédito), al que siguieron ya en Sevilla: Poeta en Badajoz (1972, inédito) y Llanto por la muerte de Ignacio en la fontanería (1973, igualmente inédito). Posteriormente y ya residiendo en Canarias, abordó, con igual éxito, el mundo del cuento y los relatos cortos, en los que se le considera uno de los referentes indiscutibles de la actual literatura canaria. Aunque ha enviado su obra a todas las editoriales de relevancia, el hecho de ser considerado un franco tirador de la escritura, sin  adscripción a ninguna de las capillas literarias oficiales ni oficialistas, ha impedido que ésta haya sido editada como sin duda se merece. No obstante, es imposible no darse cuenta de la clara influencia que ha ejercido, y ejerce, en los principales autores de lengua hispana de mitad del siglo pasado y principios del presente. Sería imposible entender la obra de Cela, Vargas Llosa o García Márquez (incluso Jesús Tadeo Sila, hubiera añadido yo), por poner algún ejemplo y no de los más relevantes, sin conocer la obra de este gran autor. Algún día, seguramente tarde, se hará justicia con este insigne escritor.”

Me alegra poder decir que el autor de estas líneas se equivocó y el reconocimiento ya ha llegado y aunque lo ha hecho mucho después de merecerlo, no es tarde, pues aun estoy a tiempo de saborear las mieles del triunfo. Y a ello me dedico con fruición.

¡Ah sí! También tengo que nominar a otros blogs. Aquí no tengo claro el número en cada premio y por lo mismo, hago como Adwoa y todos los nominados lo son a los dos premios:

La puerta entornada

asquerosamentesano

De mil humores

Dessjuest

Territorio sin dueño

El blog de Dolega

Bitácora de Macondo

Caja de sueños

El cajón de Pandoro

Alterfines (caricias en el lomo con las uñas cortadas)

Si te dicen que fui yo

Un nómada recorriendo su destino Y este es el único que voy a explicar. No conozco aun este blog. Acabo de saber de su existencia a través del amigo Jesús y solo el hecho de que él lo recomiende, para mí, va a misa. Pero es que encima, el “jodío” lo explica. Y a mí, una buena explicación siempre me convence. Así que yo pienso leerlo. Allá tú si te lo pierdes.

Y ya puestos a pasarme por l’Arc de Triomphe las condiciones de los premios, todos los nominados que ya lo han sido por otros blogueros, quedan exentos de hacer otra entrada, salvo que les apetezca, por supuesto. Eso sí: de lo que no quedan exentos es de pasar por aquí y dar las gracias como es debido.

33 responses to this post.

  1. Felicidades y muchas gracias por la parte que me toca. No me ha sorprendido saber que eres un autor publicado. Mi olfato me sugería algo así.
    Reitero mis gracias y mis felicitaciones.

    Responder

    • Pues qué quieres que te diga. Cuídate el resto de los sentidos, sobretodo el sexto, porque el olfato ya lo tienes echado a perder. Debió ser la picadura de alguna araña de esas monstruosas que te persiguen.
      Este libro, lo edité e imprimí yo mismo, en mi misma mismidad, por el sencillo metodo de imprimirlo en cuartillas en mi impresora e ir a una copistería y anillarlo. Eso sí, los diez ejemplares que lanzé fueron colocados en su totalidad entre mis compañeros de trabajo que lo acogieron con regocijo por tratarse de una edición no venal. En realidad fue un obsequio por Navidad a cada uno de ellos en una reunión de amigos invisibles. Contiene nueve relatos, cada uno de ellos dedicado a un compañero. Están publicados aquí entre finales de diciembre de 2011 y principios de enero de 2012.
      Un abrazo.

      Responder

      • Bueno, sigues siendo un autor publicado (o auto publicado). Para mí, olfato es igual a saber detectar la calidad literaria. Verás, me he pasado más de veinte años de mi vida sin hacer otra cosa que leer y poco más (el poco más, lo has intuido correctamente, es el ejercicio). Sin relaciones de ningún tipo, y eso significa cero, sin trabajar más que los fines de semana y en un empleo de 4 euros la hora pero que me permitía leer (sí, en él leí “Guerra y paz” o “La feria de las vanidades”, pero también “Escoria” o “Trainspotting”), he podido leer mucho más de lo que imaginas. Y de esa forma, o eres rematadamente tonto o desarrollas algo ese olfato. Claro que me puedo equivocar, pero me equivoco sólo cuando cojo un libro de la biblioteca guiándome exclusivamente por el título. Y por lo que he leído de ti, creo que eres un buen escritor, tan bueno o mejor que muchos otros cuyos libros he leído por haber sido publicados.

        Aclarado este punto, recibe un abrazo de mi parte.

        Responder

  2. Me apunto a lo que dice Jorge…
    La historia está llena de buenos artistas que desaparecieron rodeados de miseria y fueron reconocidos 50 años después de su muerte…Por lo menos, hoy en día existen más medios que ayudan no sólo a satisfacer la propia vanidad del artista (;)), sino a que llegue un momento en que los editores se pregunten cómo pueden seguir vendiendo sin contar entre sus filas con esa joyita…
    El boca a boca es la más poderosa arma de publicidad..Y de seducción…
    Así que sigue, sigue, sigue…
    Enhorabuena!

    Responder

    • Muchas gracias por tu comentario. Bueno, uno se va conformando con que lo lean de vez en cuando y le digan aquello de ¡nene, tú vales mucho! que sea cierto o no, es subjetivo y en mi caso, he decidido creermelo siempre.
      Un saludo.

      Responder

      • Me parece estupendo!!! Y, si tienes tiempo, aunque seas chico, puedes leer mi post “Mi mamá me mima”, de finales de Abril…Seguro que ves algo que resuena en tus recuerdos…

        Responder

  3. Y tú vales y vales mucho, ademas no dejas de sorprenderme y divertirme
    Enhorabuena por los premios.
    Gracias, para mi es todo un orgullo recibir una premio de un artista y maestro de las letras y los relatos, muchas gracias.
    Un saludo

    Responder

  4. Halaaaaa! te dice tu rendida admiradora (desde hace ya algún tiempo) con una rodilla hincada en el suelo y la otra sirviendo de apoyo a mis brazos, que una ya tiene cierta edad adquirida.
    Y una que, aparte de edad, tiene un pelin de inocencia o más bien de inexperiencia y ya recibió en su tiempo algún que otro premio (tuquetehabíaspensao……….) te pregunta:
    ¿ tengo que hacer una nueva entrada? ¿no porque ya la hice cuando me dieron el otro? ¿quieres que organice la entrega de mis nominaciones? ahh…claro!! ¿quieres que te nomine? ¿que te cuente otras siete cosas sobre mi? ¿sólo siete? ¿tú sabías lo que a mi me gusta preguntar?

    Por si acaso me adelanto aquí y te digo, de verdad, que es todo un honor. Porque cuando alguien que consideras escribe muy bien se fija en como lo haces tú, encima te sigue leyendo y para rematar te da dos premios……que vale un orgasmatrón!!!!!

    Esperando ordenes tuyas:

    Abrazos y besos

    Responder

    • Primeto que nada: levántate que las rodillas sufren mucho y aunque ahora seas joven y elástica, ya vendrá el tío Paco con las rebajas. Tú única obligación era pasar por aquí y agradecer mi generosidad. Una vez hecho y muy bien por cierto, actua como te apetezca que siempre es la mejor forma de acertar.
      Abrazos, besos y genuflexiones no, que yo tengo dos edades ya.

      Responder

  5. Comparezco aquí y doy las gracias, en primer lugar porque como me crié con los curas agustinos soy así de asquerosamente educado. Otros premiados son asquerosamente sanos, e incluso hay algún asquerosamente líder mediático, 😉 así que no sé si colegir que estos premios que nos entregas no son sino una forma de señalarnos con elegancia lo que somos; que como bien sabes es el peor de los insultos. ¿Te acuerdas de Valle-Inclán, poniendo a un tipo al que acababa de humillar en su sitio, con un sencillo “no le insulto, caballero; le describo…”.

    Y en segundo, Miguel, porque se te agradece de corazón. Pero lo que de verdad nos mola (mira, empleo el plural mayestático, porque tengo delirios de grandeza…) es que te pases por nuestros diarios a leernos y a dejar tus siempre asquerosamente juiciosos comentarios.

    Asquerosamente tuyo.

    Responder

    • Nadamos en la asquerosidad y además nos gusta. Coprofagia sí, pero no “comemierda” que esos son otros sibwanistas.
      Don Ramón María tenía esa genialidad de los mancos, aunque su brazo lo perdiera en una vulgar pelea. Cuentan que él hablaba muy mal de Baroja y en cambio, Baroja lo hacía siempre elogiosamente sobre Valle. Le preguntaron en una ocasión a Baroja porque obraba así y don Pío ladinamente contestó, quizás estemos equivocados los dos. No es probable que la anécdota sea cierta, pero me gust imaginar que sí.
      En cuanto a que mis comentarios sean juiciosos, no lo dudo, he visto yo cada juicio por ahí.
      Un abrazo.

      Responder

  6. jaja pues nada, agradecida quedo, que no se diga! Lo de que dabas las gracias incluso cuando te corrian a hostias me ha hecho mucha gracia 😀

    Que honor ser nominada por un escritor de la talla de Cela, Vargas Llosa o Garcia Marquez! Que honor… y que sofoco!!! 😳

    Un beso-ninja 😉

    Responder

    • Lo de que te ha hecho gracia lo de las hostias, debe ser porque no las recibistes tú, que a mí maldita la gracia que me hacía. Todavía alguna me escalda.
      Me encanta haber conseguido sonrojarte cual colegiala minifaldera. Mira, esa imagen que se me queda. 😉
      Un beso de regreso y por la misma vía. :-))

      Responder

  7. Felicidades!!!!!!!! Porque tu lo vales! Es agradable saber del buen criterio que ronda pos aquí! Saludos infernales.

    Responder

    • Muchas gracias. Nunca me habían felicitado desde los infiernos, a pesar de que días tuve que méritos hice. Jajaja.
      Saludos desde el Parnaso, pagano y poeta que es uno, en cualquier desorden.

      Responder

  8. Emocionado me hallo, no tanto por el hecho de recibir un premio, ni siquiera porque sea por partida doble, sino por venir de quien viene; espejo en el que nos miramos quienes estamos tratando de aprender a escribir. Quedan los trofeos en la cabecera de mi cama, compartiendo cacho con el crucifijo. Muchas gracias.
    Por respeto a mis lectores, entre los que tengo el honor de contarte, voy a evitarles el trago de leer siete cosas sobre mí. El problema es que ya las expuse por el mismo motivo no hace demasiado tiempo y tendría que repetirme, porque no soy capaz de encontrarme muchas más de siete cosas. Ya no digo si encima tengo que duplicarlas, porque los premios son dos.
    Un fuerte abrazo.

    Responder

    • Te libras porque no he visto la cara de cachondeo que ponías mientras escribías lo de “espejo en el que…”, que hasta vergüenza me da repetirlo. Pero tú te crees que se le puede tomar el pelo de esa manera a un venerable anciano. No y mil veces no. Pero como en este mundo se ha perdido el respeto a las canas, pues por eso mismo te he nominado, por calvorota. 🙂
      Un fuerte abrazo.

      Responder

  9. Ajjjjjjjjj! Que llego tarde! No puede una descuidarse ni un momentico que ya la están premiando otra vez, dura la vida de las celebridades ¿Verdad Juan? Pues aquí vengo a recoger mi premio, perdón, MIS premios, y el cheque…Miguel!……Migueeeeeel! ¿Y el chequeeeeeeee?
    Agradezco profunda y sinceramente, y ahora es en serio, que alguien que escribe como tú me lea y encima le guste, lo del premio es lo de menos.
    Muchísimos besos y enhorabuena para ti

    Responder

    • Tú eres muy lista. Venga Juan por aquí, Juan por allá, pero a la hora de pedir el cheque, se lo pides a Miguel. Pues mira, para que lo sepas, el cheque, que es sustancioso, para que se te pongan los dientes largos, lo tiene Juan.
      ¿Qué te sorprende que me guste lo que escribes? Si me lo paso más gusto que Dess en una orgía cuando te leo.
      Muchos besos para ti también, esta vez de tu rendido admirador, que lo es, Miguel. A Juan desde que le di tu cheque no lo encuentro.

      Responder

  10. Miguel, santo Dios, gracias por el nuevo premio. En cuanto tenga seis más, inauguro otro blog solamente para colgar premios. Y si en cada uno debo de contar siete cosas de mí, un tercer blog autobiográfico cumplirá con creces el cometido.
    Conque te dejo mi agradecimiento, porque de tu buen gusto ya has dejado tú sobrada constancia.
    Todavía no he “confesado” mis siete pecados en el anterior premio, conque con un sólo artículo podré ahora ventilarlos a los dos, al anterior y al de hoy.
    Qué de trabajo me dais, leches. Entre los que me quieren matar y los que me queréis homenajear, me vais a destrozar a base de echar horas extras. ¡Ten un blog para esto, Jesús…!
    En fin. Lo dicho. Que gracias. Pero, como alguien dice por ahí arriba, leerte y saber que me lees es de por sí el mejor premio que puedo tener.
    Y como vuelve a ser un Premio con denominación de origen (origen anglosajón), quizás cuente mis siete “pecadillos” usando la lengua skakespierana, para que nos animemos de una vez a ponerles nombre español.
    Doy fe.
    Vale.
    Dado en Sevilla, en tal de cual de nuestro Señor de 2012

    Responder

    • Qué quieres que te diga. A mí me dijeron que debería tener don de lenguas, lo interpreté como me gustó y me hice experto en lenguas, pero de idiomas, el español y despacito. Así que si te marcas una entrada en el idioma de “Chespir” que lo lea el príncipe nuerasténico de Dinamarca, que yo en mi pobre mesilla, quiero más una morcilla que en el asador reviente.
      Un abrazo, amigo.

      Responder

  11. Miguel, Felicitaciones!!!, por ambos premios, mira que de cosecha doble! Mira que no sabia que eres tan famoso, con libro y todo! “te felicito Miguel por Cuentos Visibles” (no sea que luego me pongas a hacer planas), enhorabuena a ti y los nuevos premiados, un fuerte abrazo

    Responder

  12. Querido mio, no hay otra, no hay salida, mira que pensaba yo que eras un tipo con renombre, pero vaya, me ha sorprendido saber que eres nada menos que Miguel A. Merino, qué ilusión, anda que no habré visto yo obras tuyas, el cobertizo del pueblo, cuando montaste la lámpara de la sala… y sin reparar que eras tú :mrgreen:

    Nada, podemos dar las vueltas que quieras al asunto, pero es que hay entradas que merecen pocas, esta es una de ellas, hay que quitarse el sombrero, sin más 😀

    Genialidad en unas cuantas palabras, un abrazo y gracias por la mención.

    Responder

    • En realidad, el cobertizo sólo lo terminé. Fue una de las cosas que dejó sin acabar el gandul de Gaudi.
      Por cierto, te dispenso de quitarte el sombrero, no te vayas a resfriar. 😉
      Un abrazo, crack.

      Responder

  13. Felicidades por los premios (no me des las gracias, jaja) Este blog es todo un descubrimiento.

    Responder

    • Perdone usted, como me dijo que no le diera las gracias, me la salté. 🙂
      Muchas gracias (no pedidas) por su comentario y entre salga del blog como guste, está en su casa.

      Responder

  14. ¡¡¡Eres un verdero cielo!! Un millón de gracias, lástima que me pillara de ajetreo sentimental al otro lado del charco y sin tiempo para corresponder como es debido.
    Un honor que te hayas acordado de mí.
    ¡Oye lode agadrecer las ostias me ha impresionado! 😀
    Besazo

    Responder

    • Pues sí hija, sí. Uno se educó en colegio de monjas y las hostias y los agradecimientos iban de consuno. Si he de echar cuentas, probablemente la balanza se incline del lado de las hostias, siempre que se le añadan, patadas, palos y pescozones.
      De nada, es un placer decirles a todos cuantos me leen que tu blog me gusta un montón.
      Un beso.

      Responder

  15. […] Karmele (que vale, se lo dio a todo el mundo, pero yo también entro), Fauno, Adwoa, Winnie y Miguel (que introdujo otro premio, el “One Lovely Blog Award”, que suena a poco macho, por […]

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: