De cuando el fin del mundo


– Buenos días don  Sérvulo. Al final sobrepasamos el veintiuno.

– Buenos días don Elpidio. Yo, concretamente hoy, sobrepaso los ochenta y dos y usted, en un  mes, tres cuartos de lo mismo.

– Pues felicidades hombre, pero me refería a lo del fin del mundo, que los mayas habían calculado para el veintiuno de diciembre de dos mil doce. Antesdeayer, sin ir más lejos.

– ¡Ah bueno! Se refería a eso. Igual calcularon mal. Ellos no manejaban los años bisiestos y aunque lo hicieran, tampoco sé si contemplaban que cada cuatrocientos años no es bisiesto para compensar unos minutillos que le sobran a cada año.

– ¡Cuánto sabe usted de astronomía! Me deja asombrado cristiano.

– No se crea, es que se lo oí decir a mi nieto el otro día y me lo apunté. Me dije: seguro que en algún momento puedo dejarlo caer y me pego el pisto con alguien. Y ya ve, le tocó a usted.

– Entonces ¿usted cree en esto del fin del mundo y en que se pueda calcular?

– ¡Pues claro, hombre! Igual que creo en dios o en que el Sevilla le iba a ganar a la Real Sociedad. Yo soy un creyente que tiene la absoluta certeza de que puede estar equivocado. Como por otro lado me demostró el Sevilla el jueves y más veces de las necesarias esta temporada.

– Pues no señor. Para mí, el creyente tiene que ser indesmayable en su fe hasta el martirio, si necesario fuere.

– Ya, pero es que usted nació el día de la Conversión de San Pablo y eso marca. La fe del converso es la más granítica y entusiasta que existe. Además, las caídas desde un caballo suelen tener mal pronóstico.

– Y usted nació dos días antes que el Niño Jesús y eso también debería marcar.

– Bueno será aclarar que dos días antes pero casi dos mil años después, no vaya a creer alguien que somos coetáneos. Y esto, como el cálculo de los mayas. Ni es exacto el día, ni tampoco el año. A mi nieto le oído decir que Cristo nació en el año siete antes de Cristo, lo cual tiene difícil lectura y peor comprensión.

– Su nieto es un pelín ateo y muy jodelón con las fechas, por lo que veo.

– Es que esta juventud de hoy nace “aprendía” don Elpidio. Parece cosa del diablo.

– ¡Ea! Pues felices fiestas.

– Felices las tenga usted y todos los suyos.

16 responses to this post.

  1. Eso de poder nacer siete años antes de haber nacido tiene que ser la leche. Es lo que tiene ser Dios.
    Muy felices Fiestas a don Sérvulo, don Elpidio, don Miguel y sus respectivas familias.

    Responder

    • Lo mismo te deseo Chema. Que tu cocina se llene buenas viandas y mejores caldos y que los disfrutes en la mejor compañía que se te ocurra.
      Un abrazo.

      Responder

  2. Para mi que no se equivocaron de fecha sino de planeta (esos tios no eran de aqui)
    Interesante manera de escribir… me transporta a otro tiempo y hasta me lo creo! Saludos infernales.

    Responder

    • Hoy es siempre todavía, recitaba Machado, don Antonio. En cuanto a lo de otro planeta, pues a lo mejor, pero bastante preocupados andamos con las cosas de éste como para andar mirando para otros cielos.
      ¡Feliz Navidad! Si es que alguien nació en estas fechas en las calderas de Pedro Botero.

      Responder

  3. Muy bueno, Miguel, caída del caballo incluida. Seguro que san Pablo estaría de acuerdo conmigo en que tu estilo es único. Me ha encantado tu manera de felicitar las fiestas.
    Un abrazo.

    Responder

    • Si San Pablo está de acuerdo contigo en que mi estilo es único, habrá que creerlo, proque le tengo leídas algunas epístolas, que otra cosa no, pero estilo único, ya lo creo que tienen.
      Un abrazo Jorge y ¡Felices fiestas!

      Responder

  4. Pues felices fiestas D. Miguel, para usted y familia, felicite también a Juan y a Dragon, que seguro que disfrutan a su lado de esta noche. Cuidado con las bebidas espirituosas que son traicioneras.
    Muchos besos

    Responder

  5. FElicidades, por el cumple, por la navidad, por el año venidero y por haber sobrevivido al fin del mundo 😀

    Abrazos crack.

    Responder

  6. Yo me quedo con el ateo del nieto. ¿Por qué no nos vamos a creer que Cristo nació en el año siete antes de Cristo si hasta ahora nos hemos creído que a su madre la dejó embarazada una paloma..?? Porque que yo sepa eso tiene otro nombre ¿no..? 😀

    Querido Miguel, que pase usted unas felicísimas fiestas y que el fin del mundo nos pille bailando, como decía una canción…

    Besos!

    Responder

  7. Lógico que naciera Jesús 7 años antes de Cristo, teniendo en cuenta que Herodes murió exactamente el año 4 a. de. C.
    Ya ves. Si ni las escrituras nos aclaran gran cosa, ¿qué podemos esperar de una fumata de mayas sentados alrededor de una hoguera?
    Y además, que los Jesús nacemos cuando nos apetece, leches.
    Y el Sevilla, a lo que veo, juega, pierde o gana también cuando quiere. Aquí no hay ley ni orden.
    Felices Fiestas tenga usted, maestro, en compañía de los suyos.
    Sólo puedo desearle lo mejor.

    Responder

    • Es que hay que tener mucha memoria para acordarse de lo que pasó hace tantos años. Mi abuela, tenía un dicho para estas cosas: Hace tanto tiempo que pasó, que puede que ni sea verdad. Y ya sabemos que la sabiduría abuelil es proverbial.
      Que Jesús me llame maestro a mí, que sólo soy un apóstol es otra prueba más de que ni hay ley, ni se la espera.
      ¡Felices fiestas, amigo, que es un título que me gusta más!

      Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: