El manuscrito de nieve (Conversando una botella)


El manuscrito de nieveJuan El Gamba se acercó al banco en el que Luis El Pordiosero estaba sentado.

– Buenos días Luis. ¿Te apetece conversar una botella?

– La duda ofende, amigo Juan.

– Traigo una botella de Monte Toro Roble 2009, que vamos a acompañar con un queso manchego semi curado. Verás que maravilla.

– ¿Y de qué libro me quieres hablar. Del Lazarillo de Tormes?

– Pues mira qué no, pero le has pasado rozando. Quería hablarte de “El manuscrito de nieve” y resulta que uno de sus personajes es Lázaro de Tormes.

– ¡Ah, sí! La segunda entrega de las pesquisas del bachiller Fernando de Rojas. Una buena novela policíaca.

– A mí me ha parecido mucho más que una novela policíaca. Enseña mucho sobre los usos y costumbres de la Salamanca de la época.

– De la Salamanca universitaria, sobre todo. Lo que pasa es que la información te la da a través de los diálogos y se nota mucho.

– Pero se agradece el afán pedagógico. No en vano el autor, Luis García Jambrina, es profesor titular de Literatura en la Universidad de Salamanca.

– Sí. Y también crítico literario de ABC Cultural, así que no le parecerá mal esta pequeña crítica. El alguacil alguacilado.

– Pero tiene su gracia que el detective sea el autor de la Celestina y que le ayude un tal Lázaro de Tormes.

– Parece indicar que Luis García Jambrina defiende la teoría de que el autor del Lazarillo fuera Fernando de Rojas. Cosa tan probable como que fuera cualquier otro de los muchos candidatos que la investigación literaria ha propuesto a lo largo de la historia.

– O simplemente utiliza dos personajes, uno real y otro ficticio aunque pretendidamente real, que podrían haber coincidido en el tiempo, finales del XV y principios del XVI, y en el espacio, la ciudad de Salamanca. Y no olvidemos que La Celestina, o por mejor decir, La comedia de Calisto y Melibea, también le fue atribuida, aunque hoy nadie duda ya de su autoría.

– Sí, si tienes razón. Son elementos inteligentes utilizados en beneficio de la novela. Y funcionan. La hacen más atrayente, al menos para los que conocen un poco de literatura. Aunque al final, resulta que no tienen que ver ambos Lázaros. Por lo demás, no deja de ser una novela policíaca, como te indicaba al principio. Con las mismas trampas y recursos de cualquier otra novela del género.

– También “El nombre de la rosa” es una novela policíaca.

– ¿Por qué sospechaba yo que acabaría saliendo “El nombre de la rosa” a colación?

– Porque todo lo que tienes de devorador de libros lo tienes de mala leche. Jajaja.  No le das un cuarto de ventaja a nadie.

– No, si reconozco que es una referencia válida. Aunque te repito que la parte didáctica, me resulta artificial. Mal resuelta. Cosa que no recuerdo que me ocurriera con la novela de Umberto Eco. De todas formas, una lectura muy recomendable. Se pasa muy buen rato y se lee casi del tirón.

– Vaya. En eso sí que estamos de acuerdo.

– Y en la elección del vino y el queso. Muy apropiados para la novela.

– Pues esta botella se acabó. Hasta la próxima, Luis.

– Que sea pronto, Juan.

24 responses to this post.

  1. Posted by julian on 14 marzo, 2013 at 18:54

    Mira para vacaciones una de época.Gracias

    Responder

  2. Me encantó
    Ana

    Responder

  3. —No sé si el Sr. Merino será profesor titular de Literatura en la Universidad de Salamanca, pero también da la información a través de los diálogos.
    —Sí, pero no se nota mucho. Será que la pasa casi sin darse uno cuenta entre el vino y el manchego.
    —Será.

    Responder

    • – O pudiera ser, que tenga lectores, a más de inteligentes, pelín cabrones.
      – Pues tampoco se lo voy a negar.
      – Ya me parecía a mí.

      Responder

  4. Posted by Luis García Jambrina on 15 marzo, 2013 at 10:34

    Con vuestro permiso, permitidme que me cuele en vuestra conversación. Yo soy Luis García Jambrina, el autor del mencionado libro. Me he divertido mucho con el sabio y ameno diálogo, y agradezco todos los comentarios y, naturalmente, las críticas.
    Un saludo desde Salamanca.

    Responder

    • Si no es una broma, que no lo parece, agradezco que haya tenido el detalle de dejar un comentario en el blog de este lector empedernido.
      Los personajes de Juan el Gamba y Luis el Pordiosero, me sirven para hablar de libros de una manera que a mí me parece amena, entretenida y carente de pretensiones.
      Este es el primer libro suyo que leo y me ha causado muy buena impresión. En cuanto se me cruce en mi librería de segunda mano “El manuscrito de piedra”, daré buena cuenta de él.
      Un saludo afectuoso desde Las Palmas de Gran Canaria.

      Responder

      • Posted by Luis García Jambrina on 15 marzo, 2013 at 13:02

        No, no es una broma. Me enteré de ello por una alerta google y me llamó la atención, precisamente, por ser un diálogo ameno y sustancioso. De ahí que lo leyera, complacido y divertido. Así que enhorabuena.
        Espero que, si llegas a leer (permíteme que te tutee, te ruego hagas lo mismo si hay ocasión) el primer manuscrito, te interese y te guste.

        Responder

  5. No soy amiga de novelas de indole policiaco, aunque he de reconocer que me gustó el nombre de la rosa, pero no creo que lea muchas mas. Saludos,

    Responder

  6. Me encanta este recurso tan original para hacer crítica, con dos personajes manejando los pros y los contras cuando todo sale de la misma cabeza…espera no, que olvidaba tu bipolaridad, ahora lo entiendo todo.
    Besos a los dos entonces, y a Dragon por supuesto

    Responder

  7. Me gustan los tres: el vino, el queso y el libro.
    Que aunque el libro no lo he catado, si lleva su misterio me gustará, pero en cualquier caso un placer…el vino y el queso, digo 🙂
    Besos

    Responder

  8. […] « El manuscrito de nieve (Conversando una botella) […]

    Responder

  9. Mira, has conseguido que quiera leerlo y ya lo tengo apuntado en uno de los posit que siempre hay al lado de mi ordenador.
    Y me repito mucho pero….. me encanta, me rechifla lo de “vamos a conversar una botella”. Creo que te lo diré siempre!

    Un beso grande Miguel!

    Responder

    • Es que no hay nada como compartir un buen vino y una amena charla.
      Y a mí me encanta que me lo digas. Creo que me encantará siempre 😀
      Un besazo.

      Responder

  10. Estoy con Money,¡Me encanta conversar una botella!
    El libro tiene buena pinta. El vino y el queso también 😀
    Besazo

    Responder

  11. […] asiduos de este blog recordarán mi entrada sobre el libro: “El manuscrito de nieve” de Luis García Jambrina, al que debido al comentario del autor del libro en dicha entrada, […]

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: