Churras, pantojas y merinos


Quería enfocar esta entrada desde el humor, pero no veo la manera. O sí, ya veremos.

Resulta que hace unos años, no muchos, un fiscal y un juez de instrucción vieron indicios de delito en una demanda que mi empresa puso a un cliente en reclamación de una deuda de mil seiscientos euros. El cliente no presentó su oposición en tiempo y forma y fue condenado a pagar la cantidad adeudada. El deudor, con ánimo de defenderse, nos puso una querella por falsificación de firma y el juez y el fiscal, apoyados en una prueba caligráfica al transportista que entregó la mercancía, decidieron que había indicios de delito y nos acusaron a los dos. Al transportista como autor de la falsificación y a mí como inductor de dicha falsificación, con el objetivo de estafar al deudor los mil seiscientos euros. Hasta aquí, nada objetivamente raro, salvo por el hecho de ser yo el acusado y saber que las cosas no habían ocurrido así, pero eso debería quedar claro en el juicio.

Por otro lado, un juez de instrucción y un fiscal, ven indicios de delito en algunos hechos imputados a la señora Pantoja. Y después de sustanciar la correspondiente instrucción, la acusan de blanqueo de dinero por algo más de un millón de euros si no estoy equivocado. Como es un delito penal, se solicita entre otras cosas una pena de privación de libertad. En el caso de la señora Pantoja, el fiscal le pide tres años y seis meses.

En el caso del señor Merino (no soy ni más menos), el fiscal se sumó a la petición de la acusación particular y me pidió una pena de privación de libertad de cuatro años.

El hecho de que yo resultara absuelto y la señora Pantoja condenada a dos años de prisión, no pone ni quita nada al cabreo que me ha entrado hoy cuando me ha dado por reflexionar sobre la acusación y la condena que se pedía para la señora Pantoja.

Seguramente es más grave ayudar a estafar, presuntamente, en Las Palmas de Gran Canaria mil seiscientos euros a un particular que blanquear (ayudar a estafar), igual de presuntamente, un millón y pico de euros de dinero público en Marbella. Debe influir la renta per capita. O la cantidad de chorizos por metros cuadrados. O que en este país se ha perdido definitivamente el oremus.

A la justicia se la pinta ciega, pero el fiel de la balanza se le ha ido a tomar por culo.

Y no. No me ha salido muy gracioso que digamos.

19 responses to this post.

  1. No te ha salido gracioso, porque no tiene ninguna gracia. En un país pueden ir mejor o peor las cosas a nivel económico, pero lo que se supone innegociable es que debería tener unos tribunales de justicia independientes ante los que todos fuéramos iguales. Y cuando el ciudadano siente que se tambalea eso, se jodió el invento por la base.
    Un abrazo.

    Responder

  2. Es que gracia no tiene (y no me refiero a tu forma de contarlo)de todas formas me sorprende que normalmente y repito “normalmente” las penas relacionadas con dinero son muy altas, a mi juicio, comparadas con las del delito de sangre… mas de cien años para los de megaupload y el Rafita ya esta en la calle… O sea, creo que la pena justa en estos casos seria: cuentas (aqui y en Suiza o donde sea) pisos, terrenos y todo tipo de propiedades requisadas para devolver el dinero robado, mas de darse el caso, retención de sus nominas hasta saldar la deuda. Y ya no te doy mas la vara… que ya puestos podriamos arreglar el mundo.
    Besos desde mi infierno!

    Responder

    • No he hecho mención a las penas económicas porque lógicamente ahí si había una correspondencia. A ella le pedían tres millones de euros y a mí tres mil. Y no, no vamos a arreglar el mundo, pero al menos el derecho al pataleo.
      Hazme un sitio en tu infierno que esto se está poniendo chungo.
      Un beso.

      Responder

  3. No se me ocurre que decirte. Esto no podría resumirlo en tres frases. Es algo inaudito pero gastaría mucho tiempo y lugar en tu espacio para decir todo lo que pienso. Saludos
    ana

    Responder

  4. Y lo acojonante es que hasta la Pantoja podría sentirse agraviada si se comparara con algún que otro caso que se me viene a la cabeza, evidentemente coincido en que la cosa no tiene mucha gracia.

    Pero me alegro de que no hayas pisado el trullo, abrazos.

    Responder

  5. Que queeeeeeeeeé???????????? ¿Que por 1600 euros te pedía 4 años de cárcel? ¿ésto es en serio? flipo, alucino y me da un vahido. O sea, que si no te hubieran absuelto ¿hubieras tenido que cumplir la pena? y a la Pantoja le piden tres años y medio por un millon y pico, si señor, viva la proporcionalidad, que en ambos casos además falla por exceso en tu caso y por defecto en el suyo. Siempre se ha dicho, si tienes que robar que sea a lo bestia, saldrás mejor parado seguro. Así va España y los españoles.
    Ésto lo tengo yo que contar a mi coriano y a los amigos, ya tenemos tertulia asegurada.
    Besitos, guapo, no me extraña que estés indignado

    Responder

    • Pues sí hija sí. Y lo he contado de forma neutra, porque el fiscal se columpió no sólo en la petición de pena, pero no es cuestión de escribir la novela de lo mal que lo pasé durante casi dos años. Hasta que el juez decidió absolverme y la otra parte decidió qeu no quería gastar más dinero en apelaciones.
      Un beso.

      Responder

  6. Creo que tienes toda la razón. el fiel de la balanza se ha ido a tomar por culo.
    Ya veremos lo que le cae al Urdanga desde su retiro quatarí y a su mujer y a Bárcenas y a Griñán y a….
    ¡Que verguenza!
    Besazo

    Responder

    • Fíjate que, en este caso, ni siquiera hablo de sentencias. Las sentencias dependen de muchas cosas y, afortunadamente, todos los cargos hay que demostrarlos. Pero se supone que la petición de condenas a de ser acorde al delito de que se acusa.
      Un besazo.

      Responder

  7. Flipo! 😯

    Responder

    • Sí, hija, sí.
      Lo del premio lo publiqué sin querer. Es un borrador para el día 23 y está sin terminar, pues lógicamente faltan los premiados. Lo he borrado y tendrás que esperar la día 23.
      Un abrazo ensancha corazones.

      Responder

  8. Cuatro años Miguel? uff, y además la de vueltas y el mal rato que nadie te lo quita. Proporción ninguna!!!, como balanza tampoco, por lo menos me alegra que lo tuyo, se arreglara, aunque lo otro, creo que como muchos casos, con le tiempo se ira diluyendo un fuerte abrazo, con todo cariño
    PD. Eres grande Miguel 🙂

    Responder

  9. Me ha llegado un aviso de nueva entrada pero no la acabo de encontrar, se te ha perdido o la tienes escondida 😀

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: