Para Doja (crítica)


Para Doja

Probablemente, se trate de la obra cumbre de Cristhian Poule (Tunte 1993, Zonhoven 2013). Si alguna vez este cuadro (Qué Dios no lo permita) llega a alguna de las casas de subasta, dejará en zapatillas cualquier precio pagado anteriormente por una obra de arte. Y esta es una profecía que espero que nunca se llegue a demostrar.

Pero pasemos a analizar la obra. Se trata de un folio apaisado en el que se dibuja con trazo grueso un cuadrilátero en negro que guarda en su interior una línea con el mismo trazo grueso en rojo. Hasta aquí una descripción sucinta (y simplista) de la obra. Pero como toda obra de arte, encierra más de lo que aparentemente muestra. Para descubrirlo, no queda más remedio que conocer al autor en toda su amplia dimensión.

Los que nos hemos ocupado de seguir la trayectoria de este autor, sabemos de su dualidad. Su primera época la firmaba con el seudónimo Paula Christel, que podría indicar ambigüedad, pero que por el contrario, en su caso es pura afirmación. Afirmación de su doble condición: la femenina y la masculina. Afirmación de su doble ubicación: España y Bélgica. Y por último, pero no menos importante, afirmación de su doble herencia cultural; la clásica y la contemporánea. Y todo esto se encuentra en la obra que estamos analizando. Todo en su obra es dual. Dual y paradójico. Y esto nos lleva al título: Para Doja. Se trata de una dedicatoria y de una declaración de intenciones.

Doja, además de su gran amor, también es un anagrama. Sí, su gran amor fue su perro. El Gran Danés al que bautizó con el nombre de Doja. Pero como digo, Doja también es anagrama de Joda, que en Uruguay, de donde son sus abuelos maternos, significa: broma, diversión. Y de Doja, añadiendo la preposición, también se puede extraer: Dejado, que es como se sintió cuando murió (luego veremos cómo, que también es importante para entender la obra) su Gran Danés. Y el título completo: Para Doja, si se unen las dos palabras, se convierte en paradoja: Figura de pensamiento que consiste en emplear expresiones o frases que encierran una aparente contradicción. Evidente contradicción entre la muerte de su gran amor y la joda, la broma, la diversión. La paradoja de sentirse dejado por la muerte de su perro, cuando en realidad, esta muerte, se produjo por su intención de dejar (abandonar) él a su gran amor, de quien seguía perdidamente enamorado, pero a quien pensaba abandonar en una gasolinera, por ese sempiterno (gracias Dess) afán suyo de querer experimentar nuevas sensaciones. Doja llegó a conocer (nunca se supo como) inexorablemente (gracias Marga) las intenciones de Cristhian y se hizo el harakiri. Y eso es precisamente lo que representa el cuadro: A Doja caído con la barriga surcada por esa gran herida.

Y de nuevo aparece la sempiterna (gracias Dess) dualidad del autor. Dentro de un cuadro, que inexorablemente (gracias Marga) representa a la muerte, se hace el más sublime canto a la vida.  Me explico: Como ya hemos (plural mayestático) dicho, el cuadro representa la muerte de Doja, el Gran Danés del autor. Pero si se observa con detenimiento y mirada crítica, como es nuestra (nuevo plural mayestático) obligación, se puede observar que la línea roja representa exactamente, en escala 1:100, el travesaño horizontal del Santo Madero, aquel que fue el instrumento de muerte de Nuestro Señor, pero a la vez e inexorablemente (gracias Marga), fue el instrumento de su resurrección, pues sin aquella (su muerte), no podría haber existido ésta (su resurrección). Pero es que existen otros simbolismo paradójicos. Por ejemplo: el color rojo.

Es obvio que se trata de un color rojo sangre. Además, ya hemos dicho que simboliza la herida que mató a Doja. Pero igualmente simboliza la resurrección  y por tanto la vida, pues al pintar el Santo Madero con ese tono de rojo, no hace otra cosa que simbolizar la Eucaristía. La substanciación del vino en la sangre de Cristo, para dar nueva vida a sus creyentes. Y aun otro simbolismo paradójico:

El cuadro está sin firmar, lo cual parece indicar deseo de anonimato, pero si nos fijamos (mayestático de nuevo) atentamente, como es nuestro (sí, sí, mayestático de nuevo) deber, es imposible afirmar que el cuadro es anónimo, pues todo el cuadro en sí, es una firma. Por su forma, color, simbolismo, etc. y no sólo una firma, sino una doble firma, la de Cristhian y la de Paula. Pues a cualquiera de las dos personalidades (etapas) del autor, podría corresponder. Y aun quedan más símbolos paradójicos que detallar, como los vértices del cuadrilátero, dos cerrados, uno cuasi cerrado y el cuarto abiertamente abierto (otro día hablaremos de las redundancias en su obra). Pero estos argumentos los he desarrollado en mi discurso de entrada a la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, que tuvo lugar el pasado día 30 de mayo. Será editado y publicado en las próximas fechas por la propia academia. Y aquí podrán comprar su ejemplar, que irá debidamente dedicado.

No tengan miedo y acérquense a la obra de este autor. No quedarán defraudados.

16 responses to this post.

  1. Qué cabrón 😀 no queda otra que ponerse en pie, sí señor, pedazo genialidad crack.

    Responder

    • Puedes sentarte ya. En pie desde ayer a las 19:37, ¡uff, que vergüenza!
      Gracias. Un abrazo, crack.

      Responder

      • La verdad es que montar esa historia con ese cuadro.. es que es sorprendente de veras, es de esas cosas que uno sabe que no podría hacer en la vida.

        Ahm, me senté un rato 😦 lo reconozco.

        Responder

  2. Eres un crack
    Besos
    Ana

    Responder

  3. Yo, que quieres que te diga, este tipo de (obras) me parecen una tomadura de pelo pero de las grandes, y que haya gente que le encuentre un significado, pues me parece mas absurdo todavía.
    Besotes
    Ana

    Responder

  4. A mí lo que me ha gustado de tu escrito es el pedazo de imaginación que tienes para sacarle todo ese partido a cuatro rayas.
    Un abrazo.

    Responder

    • Si se va a ser crítico con un texto, lo menos que se debe es procurar ser exacto. No son cuatro rayas, que son (al menos) cinco. Y nada de imaginación. Se trata de interpretar, con los conocimientos sobre arte que mi título de doctor avalan. Comprendo que a personas no ya legas, sino analfabetas en la materia, les pueda parecer un ejercicio de imaginación. Pero mis conferencias a lo largo y ancho de los cinco continentes, y mis sillones académicos, el último el de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, hacen inútil cualquier justificación que quisiera hacer.
      Un abrazo, Chema.

      Responder

  5. Claramente aquí la obra de arte es la crítica, y lo que de ella podemos entresacar. Podríamos hacer ahora un estudio psicológico del autor de dicha crítica y llegar a conclusiones cuanto menos, inquietantes. Vemos aquí la bipolaridad, algo de psicosis, delirios, trastorno obsesivo-compulsivo y un mucho de cachondeíto y recochineo.
    Besos, artista

    Responder

    • El crítico criticado. Bueno, son gajes del oficio. Aunque claro está, me gustaría conocer los títulos que avalan tus comentarios. ¿Puede ser una vulgar y al alcance de cualquiera licenciatura en Psicología? o tal vez ¿Un curso por correspondencia de “Conócete a ti mismo”? En cualquier caso, querida Inma, te recomiendo mis tres libros sobre arte contemporáneo, el segundo de ellos dedicado en exclusiva a la obra del autor aquí comentado.
      Un beso de tu rendido admirador (aunque no en materia psicológica), que lo es, Juan. Piquitos de Dragon.

      Responder

  6. Absolutamente magistral. Te veo en el museo de arte moderno haciendo carrera.
    Besazo:
    PD: ¿Podrías explicarme cómo logró hacerse el harakiri Doja?

    Responder

  7. Oye, a mí esto de la pintura siempre se me ha quedado a años luz y visto lo visto ya sé a quién acudir para que me explique determinado arte (eso dicen) y poder entenderlo.

    Genialidad es una palabra que se queda corta. Chapeau!

    Responder

    • Te mandaré mi lista de precios. Como en Canarias no hay IVA, te sale un poco mejor. 😀
      Generosidad se queda corta para vuestros elogios. Yo lo llamaría despilfarro.
      Un saludo.

      Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: