De cuando doña Mamerta y don Régulo se pusieron a filosofar


Para volver a ser compasivo hay que ser antes despiadado.

La mujer de sombra, Luisgé Martín

– Buenos días don Régulo.

– Buenos los tengamos doña Mamerta.

– ¿Puedo hacerle una pregunta?

– Y dos también. ¡Faltaría más!

– ¿Usted cree que las cosas ocurren por algo, o son fruto de la casualidad?

– ¡Caramba doña Mamerta! Sí que empieza usted fuerte el día. Espere que me pegue el lingotazo de cazalla y me lo piense.

– Deme un chupito a mí, que con la andorga caliente se afina mejor el oído.

– Pues mire usted. Yo creo que las cosas ocurren, sobretodo las malas, porque somos unos hijos de puta a jornada completa y con cero por ciento de paro.

– No le digo yo que no, pero entonces ¿las buenas?

– Las buenas ocurren porque todos cometemos errores y queriendo hacer una faena, nos sale una bondad. Pero no hay cuidado, que enseguida nos aprestamos a corregir el error. De ahí el refrán español: no hay mal que por bien no venga, que todo el mundo interpreta al revés.

– No confía usted mucho en el ser humano, a lo que se ve.

– ¿De dónde saca tamaño disparate? En el ser humano confío a pie juntillas. Es un ente abstracto y poco daño puede hacer. En quien no confío ni “mijita” es en fulanito o en menganito, con nombres y apellidos.

– Muchos palos se ha debido usted llevar.

– No se crea, los justos para no morir de aburrimiento. Me llevé los míos allá por el medioevo y ahora ya sé saltar o agacharme cuando los veo venir. Aun así, cuando vienen a media altura me pillan siempre.

– Pruebe a saltar para atrás, a lo mejor funciona.

– ¡Buena idea! ¿Otra cazalla para celebrarlo?

– Pues sí señor, que una sola se aburre.

19 responses to this post.

  1. Fíjate que no había yo reparado en el refrán, y sí, tienes toda la razón, ahora lo entiendo ya, ya me parecía raro que cuando me pasaba algo malo luego no venía nada bueno.

    Abrazos crack

    Responder

  2. Algunos yo los esquivo bailando el limbo, otros haciendo el imbécil e improviso. 🙂

    Un saludo!

    Responder

  3. Magnifico como siempre! si cuando la sabiduria popular se llama sabiduria por algo sera!
    Y seguimos en estos andares repartiendo besos y azufre.Muaks!

    Responder

  4. Al final voy a seguir quedándome con la duda sobre si es el bien el que viene por el mal o viceversa. Nunca lo he tenido claro. Suelo tirar de Google, confiando en la sabiduría popular, pero en este caso ni por esas. Si lo pongo entre comillas gana contundentemente el mal y si lo hago a pelo el bien. Confiaré en don Régulo, que tiene pinta de leído.
    Un abrazo.

    Responder

  5. Jeje, un pasito para atrás ¿para tomar impulso?
    No estoy muy de acuerdo con D. Régulo, creo que queda gente buena y buena gente todavía, al menos hasta esa frontera en que hacer el bien a otro me perjudique a mí, seré una ingenua pero creo que hay personas que todavía tienen principios, y a las que no les apetece joder sólo por el hecho de joder, pero quien sabe, quizás me equivoque…
    Besos

    Responder

    • Qué sí. Si don Régulo piensa como tú. Que queda buena gente, así, en genérico. Lo que ya no cree tanto es que queden buenos individuos. De todas formas, tengo para mí que es una pose. En el fondo es más optimista de lo que quiere reconocer.
      Un beso de tu rendido admirador, que lo es, Juan. Piquitos de Dragon.

      Responder

  6. Ninguna conclusión es tan buena como la de dos personas que ya han vivido todas las experiencias de la vida. Besos
    Ana

    Responder

    • Puede ser, pero casos hay de ancianos de casi cien años, que vivieron mucho, pero expreimentaron poco. No siempre se obtiene experiencia de lo sucedido.
      Un beso.

      Responder

  7. No estoy de acuerdo en nada de esta conversación, salvo en lo del trago, porque eso es un trago, ¿no?

    Responder

    • ¿Ni en los buenos días iniciales?
      Sí, es un trago. Que en sitios de frío se suele tomar por las mañanas como desayuno. Es un anís seco.
      Besos, limeñita.

      Responder

  8. Lo del refrán, pues sí. No había caído. Es realistamente triste pero lo es, lo que pasa es que nos aferramos a seguir ilusionados por no tirar la toalla.

    Lo del individuo con nombres y apellidos, alguno queda, pero lo tachan de bobo.

    Lo del paso para atrás y un brinco, te ha quedado en plan Mátrix, no? jajaja (debe ser la cazalla, está claro).

    Un abrazo analógico.

    Responder

  9. Veo a Don Régulo adoptando pose pelín desconsolada de la vida.
    ¿No será que quiere parecer atractivo ante Doña Mamerta, verdad?
    Porque me sospecho que ella a lol que más atractivo le encuentra es a la cazalla :mrgreen:
    Besazo
    PD: El refrán, depende de como te convenga…

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: