Bienvenido


Para Chema. Un guiño.

Hay un momento en la vida de un hombre en que se vuelve la mirada al pasado.

Dietario apócrifo de Octavio de Romeu, Juan Perucho

El vagabundo, llegó a un lugar frondoso y algo umbrío, se cruzó con un paisano, de traje de pana verde, con chaleco y porte de príncipe enamorado:

Buen día. – Le saludó éste.

– Buenos días. – Respondió el vagabundo, siguiendo su ruta sin más ceremonias.

Un ligero viento que apagaba cualquier intento de iluminar la oscuridad, soplaba desde el oeste. El vagabundo adelantó a otro cristiano. Éste, caminaba presuroso, con un rollo de pergaminos bajo el brazo:

Buen día. – Coincidió el de los pergaminos.

– Buenos días.- Contestó a su vez el vagabundo.

A lo lejos, muy a lo lejos, tan a lo lejos que el vagabundo no estaba seguro de si lo veía o lo imaginaba, un buque alemán hacía sonar su sirena. En cubierta, un tripulante macizo como un caballo, prieto y peludo como un indio y con la secreta determinación de casarse, le saludó:

Buen día. –

– Buenos días. – Saludó por enésima vez el vagabundo, y el barco desapereció en lontananza.

El vagabundo continuó su camino. Un artesano que fabricaba pescaditos de oro le mostró su obra y le regaló uno. El vagabundo lo guardó en un bolsillo interior de su chaqueta.

Buen día. – Se despidió el artesano.

– Buenos días y muchas gracias.- Asintió el vagabundo.

Otro paisano se acercó al vagabundo.

Buen día. Tengo papeletas para una rifa.

– Buenos días. ¿Qué número lleva? – Preguntó el vagabundo.

– No son números, son adivinanzas.- Respondió el vendedor de papeletas.

El vagabundo miró hacia las umbrosas e interminables plantaciones de bananos con la sensación de algo ya sentido.

Muchos años después, frente a la página en blanco, el vagabundo había de recordar aquella tarde remota en que al contestar al enésimo “Buen día”, vio aquel letrero que indicaba:

Bienvenidos a Macondo.

14 responses to this post.

  1. Nunca se me habría ocurrido asemejar la página en blanco con el pelotón de fusilamiento, quizá porque no tenga tanta imaginación como usted o quizá porque nunca haya sido la de escritor mi profesión; pero pensándolo bien, sobre todo para el articulista que depende de que le llegue la musa para poder llenar de signos ese inmaculado folio y comer al día siguiente, quizá el símil resulte menos exagerado de lo que al principio me pareció.
    Muchas gracias por el guiño y por el enlace.
    Un fuerte abrazo, Miguel.

    Responder

    • La página en blanco, puede ser enfrentar un pelotón de fusilamiento, y puede ser, la mayoría de las veces, explorar, lleno de emoción, un territorio ignoto.
      No hay de qué. Ya me es imposible pensar en “Cien años de soledad” sin pensar en ti.
      Un abrazo.

      Responder

  2. Buen día.
    Lo que hagas en honor a nuestro Chema y su Macondo siempre va a a ser un buen ejercicio. Dos de mis chicos favoritos, uno escribiendo para el otro ¿que mejor combinación puede haber?
    El simil entre el pelotón de fusilamiento y la página en blanco genial.
    Besitos para los dos

    Responder

  3. Estoy un poco espesa…. ya son las 2. mañana vuelvo y releo que no me entero… muaks

    Responder

  4. Buen final. Gran idea, que en el fondo es el mérito de un buen microrrelato.

    Un abrazo.

    Responder

  5. Yo también ando espesa, no son las 11… pero vamos. Original eres un rato. 🙂

    Responder

    • Como digo en la dedicatoria, se trata de un guiño al amigo Chema, titular de “Bitácora de Macondo”. El relato no son más que referencias a “Cien años de Soledad” y al apellido Buendía.
      Un beso.

      Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: