Autorretrato en coplillas


Hace un tiempo, me dediqué a escribir retratos de personas. Por supuesto salieron los buscapleitos a decir que si escribía sobre todo el mundo menos sobre mí. Y para que vieran que no me duelen prendas en hablar de mí, escribí este autorretrato, sincero, realista y comedido, como no podía ser de otro modo en alguien con mi inmodestia.

Siéntense a leer y lean

este curioso relato

de un tipo que se empeñó

en contar su autorretrato.

 

Era alto y bien plantado

era moreno y garboso

era según las mujeres

de todos, el mas hermoso.

 

Era un cofre de virtudes,

entre ellas, la humildad,

ingenio, arte, salero,

¿qué mas quieren, quieren mas?

 

Cosa que se propusiera,

siempre veía realizada,

nada se le resistía,

lo dicho señores, nada.

 

La diosa Venus pensó,

en el Olimpo aburrida,

a ese tipazo moreno,

conmigo me lo traería,

 

le pondría piso y coche,

Visa Oro y ropa fina.

Y tal como lo pensó,

se lo llevó a mejor vida.

 

El dios Eros, que vertía

aceite sin ton ni son,

mirando sus revolcones,

se moría de pasión,

 

y cuando Venus salía

a comprar en los mercados

al galán se le acercaba,

con intención de tentarlo.

 

Yo te doy Visa Platino,

buen perfume y buena seda

sólo por decirle a Venus,

que conmigo tú te quedas.

 

Pero hemos dicho al principio

las bondades del galán

y la traición no formaba

parte de su bello ajuar.

 

Lo siento mi hermoso Eros

pero aquí y en Varilocha

rechazo tu hermoso cetro

y a Venus cojo la concha*.

 

Y esto es lo que pasó

y he salido a los caminos

a contaros el retrato

de un personaje divino.

 

* En argentino, todo el verso.

Ya sé que muchos pensarán que he exagerado en mi autorretrato y que lo que aquí cuento, no es mas que una fantasía mía. Me consuela el saber que quien realmente me conoce, sabe que es cierto, para el resto que no haya tenido aún la fortuna de conocerme, pueden dejar un comentario y gustosamente les contestaré y nos iremos conociendo.

17 responses to this post.

  1. Pues ha de sorprenderte entre la mitología, saber que corto te quedas, pues lo más bello tus letras, no evocan, soli, de solidario, cora, de gran corazón, ami, de la amistad tesoro invaluable que brindas, …. y que tampoco agregas en el pincel que te pinta, la notable pluma que en tus letras brilla. Un fuerte abrazo, Miguel

    Responder

  2. Yo, sin conocerte más que en foto, estoy completamente segura de que no has exagerado lo más mínimo, es más, juraría que te has quedado corto.
    Éste es Miguel, eso lo tengo claro, pero…¿y mi Juan?
    Besitos

    Responder

  3. Lo siento mi hermoso Eros,
    no dudo que estés divino,
    pero al hijo de Juanita
    le mola más el chumino.

    Un abrazo, Miguel.

    Responder

  4. Qué puto crack Macondo 😀

    A mí tampoco me pareces para tanto, a ver, se te ve apuesto y varonil, de aspecto cuidado, fondosa cabellera, porte gentil y todo eso, pero habría que preguntarse qué escribiría tu santa y sufrida 🙂

    Abrazos crack, en la prosa te sales, pero cuando te salen las coplillas es que eso, te resales.

    Responder

    • A mi Santa no le doy cancha aquí, que uno tiene su reputación. 😀
      Ahora no me ha quedado claro si soy un resalido o un resalado. 😛
      Un abrazo, crack.

      Responder

  5. Pues ahí va mi gustoso y comentario 😀

    No me extraña que el apuesto galán rehusase irse con Eros, ya que este en sus obsequios introdujo EL PERFUME dichoso 😛
    El primoroso semi Dios, como además tenía un pelo de listo, prefirió quedarse con el coche y la concha (que por mucho que nos quiera hacer creer que se refiere al verso, ninguno nos chupamos el dedo).

    Un placer seguir conociéndonos, no he cambiado y sigo despidiéndome con besitos 😛

    Responder

    • jejeejjejeje, ¡perdón, perdón!!! puedes tachar la alusión al “Perfume”, pensaba que estaba en el espacio de Alterfines!!!

      Responder

      • Puedes utilizar esta casa para dejar recados a Alterfines también. Seguramente volverá a cerrar los comentarios, pero ambos sabemos que nos visitamos.
        En cuanto a al cetro o la concha, ¿qué quieres que te diga? Una concha es más manejable. Y en todo caso me acojo a la cuarteta de Macondo, para que se entienda mejor. 😛
        Un beso.

        Responder

        • jejejej, ¡sí, Macondo ha estado genial!
          Gracias por tu generosa oferta Miguel 🙂 Decirte que me alegra haberme equivocado, ya que leerte me ha hecho pasar un momento muy agradable!!

          Amenazo con volver… pero no será por haberme vuelto a liar 😉

          Responder

  6. Jajajajaja Rechazaste a Eros? Pero alma de cantaro que tenia visa platino!!!
    Claro que bien pensado tambien tenia un buen… cetro jajajaja
    Muy bueno, me ha encantado.
    besos posesos

    Responder

    • Es que llega un momento en que el dinero no lo es todo. Yo con una Visa Oro ya me apaño y con un cetro ajeno, pues igual no sabría que hacer.
      Me alegro que te haya gustado.
      “Pos eso”, besos. 😀

      Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: