De verdadero asco


 

Me da asco vivir en este país. Sí, a lo mejor en otro me daría más asco, pero como no lo sé, no opino. Pero en este, cada día me da más asco. Si nos ponemos a analizar con un poco de objetividad, la única solución es tirarse al monte. O en su defecto a una montañesa o a un montañés, según gustos y caprichos (chiste para suavizar).

Resulta que nos creemos que cada día tenemos más información. Más canales de televisión, más emisoras de radio, más prensa, escrita y digital, etc., etc., etc. Mentira cochina. No tenemos ni puta idea de lo que pasa. Cada cual nos cuenta las historias como mejor le conviene a la mano que les da de comer. A parte de que vivimos en la era de los titulares. Pocas noticias se desarrollan luego del titular. ¿Alguno tiene dudas de cómo va a enfocar una noticia cada medio de comunicación? ¿A qué no? Ni el informe meteorológico es  inocente. De verdadero asco.

Nos creemos que vivimos en una democracia y que todos somos iguales por ser seres humanos. ¡Una mierda! De momento, ninguno que no se apellide Borbón puede optar a la Jefatura del Estado. Y no es una anécdota, aunque ya nos hayamos acostumbrado y hasta nos caigan bien los deslices del campechano.

Como cada cuatro años, mes arriba, mes abajo, depositamos una papeleta, con una serie de nombres y un logo, en una urna, creemos que elegimos a nuestros representantes. ¡Otro excremento! Por variar el vocabulario. El llamado aparato de los partidos políticos, que en su mayoría están en manos de los bancos, decide quien va en las listas y en que orden, con lo que a quien deben obediencia es a dicho aparato y no a los votantes. Aun así, si se dedicaran a servir a los ciudadanos, votando leyes justas y efectivas y haciendo que cada euro recaudado con los impuestos se destinara al mejor servicio nuestro, pues hasta podríamos pasar por alto la forma de elección. Pero no, su único norte es acaparar zonas de poder, sobre todo económico, para sí y para los suyos y el que venga detrás, que arree. Y no hay excepciones. Los partidos minoritarios, en cuanto tocan pelo, adquieren los mismo vicios que los mayoritarios y sus quejas no son para mejorar la democracia, sino para mejorar sus cuotas de poder. Varios ejemplos recientes (UPyD, IU, etc.) no me dejarán mentir.

Reciben donaciones anónimas. ¿Alguien se cree que nadie suelta una pasta gansa para un partido político, sobre todo con poder, y no quiera que ese partido sepa quien ha sido? Como ya sé lo que has contestado, ahora pregunto: ¿ese alguien, suelta la pasta gansa porque le pone la Cospedal? Dess queda exento de contestar a esta pregunta (otro chiste para distender). A lo mejor no es demasiado malicioso pensar que dan uno con intención de obtener dos. No olvidemos que los que disponen de lana para donar, se dedican al pingüe negocio de comprar y vender (cosas, personas) para obtener un legítimo (jajaja) rédito.

Otra cosa. ¿Alguien es capaz de distinguir entre el legislativo y el ejecutivo? Con mayoría absoluta, las únicas leyes que se aprueban son las elaboradas por el gobierno, al que apoya la mayoría del legislativo por ser del mismo partido. Si en algún momentos se diera un problema de conciencia, pues se aplica la disciplina de voto. Y si el problema de conciencia es muy grave, pues se sale uno del hemiciclo y no vota, sabiendo que sin su voto, la ley se aprobará. ¿Verdad Antonio Gutiérrez? Pero dimitir o votar en contra no, que pierdo el chollo.

Los jueces están más en entredicho que nunca y lo que dice un juez, se lo desmonta la audiencia, con votos particulares o sin ellos, pero siempre a favor de corriente. Para unos, Garzón es un héroe, para otros un delincuente. Curiosamente en tiempo atrás, fue héroe para los otros y delincuentes para los unos. Cosas veredes que farán fablar las piedras.

Algo va a tener que cambiar, aunque sólo sea para que todo pueda seguir igual.

22 responses to this post.

  1. Posted by El Chorch on 6 julio, 2013 at 5:26

    Tas enfadao…jajajjajja… veo que por mi madrugon, seré tu primer comentario….que bien !! Pues totalmente de acuerdo, mi miedo son mis sentimientos: impunidad, impotencia, IM-PRESIONANTE (dos palabras, diria Jesulin) Pues Miguel, hay que seguir, hay que enfadarse, hay que quejarse, y actuar…ir a manifestaciones, intentar votar lo mejor que se pueda, (aunque no haya eleccion posible) y rezar para que estos se vayan, y la cosa cambie….un abrazo y buen finde….!!!!

    Responder

    • Vamos por parte, que dijo Jack el Destripador. En primer lugar: eso no es madrugar, eso es insomnio. En segundo lugar, que es tu primero: no estoy enfadado. Estoy asqueado. Y cuando me senté a escribir pensaba decir más cosas, pero el efecto terapéutico de la escritura me debió encalmar. En tercer lugar: no veo ningún tipo de movimiento encauzado a cambiar, de verdad, las cosas. Y ni siquiera sé hacia donde deben cambiar. Aunque esto, a lo mejor sólo es una excusa para no abandonar la paz y la comodidad del hogar.
      Y en cuarto y definitivo lugar: Buen fin de semana, compañero y un abrazo para usted también

      Responder

  2. Y te dejas fuera el tercer poder, elegido también por políticos y que por supuesto es sumamente independiente de estos.

    Yo al respecto, firmando todo lo que dices, aunque no sé por qué tienes que mentar a la Cospe 🙂 tengo una teoría clara, no perdonar una, es más que probable que los que vengan sean igual de corruptos, vale, pero en cuanto pasen dos o tres gobiernos derrumbados en las urnas por mentir los siguientes quizá se lo pensaran mal.

    Pero no, porque yo, respetando a todo el mundo, opino que es de vergüenza que después de hacer todo lo contrario a lo prometido en campaña, de estar involucrados en mil y una corruptelas, siga el partido en el gobinerno encabezando todas las encuestas.

    ¿El motivo?, “porque los otros también”, pues vale, vete al registro de partidos y verás como hay decenas más que esos dos o esos cuatro, ¿que luego hacen lo mismo?, pues se les vuelve a echar, en fin, cosas mías

    Responder

    • Querido Dess. Probablemente tengas razón, pero es que los demás partidos, aspiran a lo mismo, o ese me parece a mí por las pequeñas muestras que dan cuando los hacen presidentes de la asociación de vecinos o de la escalera de sus bloques. Pero vamos, que a lo mejor es una rabieta pasajera y en los próximos premios Príncipe de Asturias me ves dando vivas a los Cabrones, perdón, Borbones. Qué mala riman tienen, por Dios.
      Un abrazo, crack.

      Responder

      • Ya, pero eso es porque saben que una vez tocado el poder ya es complicado que desaparezcan, a lo que voy yo es a darles una oportunidad, una, los que vengan detrás, sabiendo que solo tienen una, se cuidarán mucho de engañar, o quizá es que uno todavía es un iluso de cojones 😀

        Abrazos.

        Responder

  3. Contra el peso de tu razón poco se puede decir y/o aportar.Si acaso comentar que la culpa es solo nuestra. Unicamente vamos a dos club a que nos den por culo, a este y al de enfrente y cambiamos sólo porque por joder en el que estamos, pero somos incapaces de recorrer la calle y entrar en otros garitos a ver que tal no la menten. Y esto es como todo, si la clientela se diversifica o se va de tu garito o te comes lo mocos y cierras o pones mejores pichos y cañas. Pero como seguimos ancaldo con la herencia que tío paco nos dejo, no evolucionamos ni conocemos más bares de la calle.
    Por decir algo, nada más.
    Abrazos

    Responder

  4. Hace tiempo que vengo diciendo que estamos engañados, realmente nos creemos que vivimos en democracia y se nos llena la boca con la palabra, pero en fin, yo no lo tengo muy claro, no es más que un sucedáneo con el que conformarse porque peor puede ser. Y no nos engañemos, se nos deja hablar y decir de todo porque han descubierto que no hay que tenernos miedo, que mucho blablabla pero no pasa nada, vamos a aceptarlo todo igualmente, mientras tanto con pequeñas normas y leyes van estrechanco el cerco y cada vez tenemos menos capacidad de maniobra.
    Al mismo tiempo como tú dices cada vez hay más desinformación, y la verdad menos interés por informarse porque total sabes que no vas a sacar agua clara. Se nos ha intentado anular poco a poco a poco para que cada generación tenga menos ganas de pensar por si misma que la anterior, y con resultados magníficos, y seguiría durante horas, estamos totalmente alienados y ellos ganan, lo tengo claro, y encima no somos ni conscientes.
    Besos, anda que por ser sábado, me lo acabas de dar

    Responder

    • Tú no te sulfures, mi niña, que para eso ya estoy yo.
      Nos hemos aburguesado. Era aquello que tú decía de que nos hemos creído clase media.
      Un beso de tu rendido admirador, que lo es, Juan.

      Responder

  5. Creo que tienes mucha razón en lo que dices, pero no veo que nosotros como sociedad hagamos nada por cambiar las cosas.
    Creemos que con votar cada cuatro años a los que nos han vendido la moto tienen que ser honestos, maravillosos, etc.
    El problema de ste pais no son sus políticos, que roban igual que el resto de los políticos del mundo mundial, el problema es su sociedad.
    Estamos adormilados, amuermados y más pendientes de solucionar nuestros problemas de ombligo que de solucionar los problemas generales que solucionarían nuestros problemas de ombligo.
    Yo no creo que sea un asco, creo que es una pena.
    Hace calor y lo que queremos es playita y descansar. ná más. 😀
    Besazo

    Responder

    • Como le digo a Inma, nos hemos aburguesado. Lo malo es que mi falta de creatividad me lleva a pensar que la única solución es la guillotina en todas las plazas mayores de nuestras ciudades. Llámame excesivo.
      Por cierto, cambiando bruscamente de tema. Resulta que hago una entrada en la que consigo trabajo en tu Nupaní y tú ni te pasas por allí. ¿Tendrás delito?
      A pesar de todo te mando un besazo. Soy más bueno…

      Responder

  6. Pienso, aunque me duela en el alma hacerlo, exactamente lo mismo que tú. ¿Democracia? me rio por no llorar. Has tocado todos los temas que me llevan a esa conclusión, solo le añadiría que me parece otra tomadura de pelo el que se puedan reservar el hacernos saber antes de las elecciones, con quienes van a pactar y con quienes no.

    Venía sin haberme hecho un lio… y me vuelvo enfurruñada, ¿estarás contento, no? 😉

    Besitos.

    Responder

    • Pues mira a qué mí, lo que menos me preocupa son los pactos post electorales. Como no me gustan las mayorías absolutas, tengo que estar a favor de que pacten. No de que pacten para toda la legislatura, pues eso es configurar otra mayoría absoluta, sino de que pacten cada ley y cada decreto, unas veces con unos y otras con otros.
      Y sí, estoy contento de que te hayas enfurruñado. Mal de muchos… epidemia .P
      Un beso, hermosa.

      Responder

      • No, si yo tampoco estoy a favor de las mayorías absolutas, eh!!! Pero me joroba no saber con antelación a lo que atenerme… aunque 🙄 a estos niveles de asqueo… tanto monta.
        Lo dicho, voy tirando (te diría que para el monte) pero aun me dirás que estoy como una cabra 😉

        Responder

  7. Qué bueno eres, Miguel. Me resulta gratificante que a tus años me vengas con estas cosas. Como ya las has descubierto, te adelantaré lo que viene después: los Reyes Magos son los padres.
    Un abrazo.

    Responder

    • De eso se enteró Felipe de Borbón hace poco, de que los Reyes son los padres. Vale, chiste malo y viejo. Mi vivo retrato. 😛
      Un abrazo.

      Responder

  8. Algo va a tener que cambiar pero aun no… Tendremos que estar sin nada, ni casa, ni pan, ni aire para respirar y cuando ya no nos quede nada entonces… El hombre mas peligroso es aquel que no tiene nada que perder, lo pillas? Si, claro que lo pillas.
    Un beso poseído!

    Responder

    • Eso es lo que ha pasado esta vez, que se les ha ido la mano y han dejado a gente sin nada que perder. Pero aun no han sido suficientes.
      Un beso poseso. 😀

      Responder

  9. En este país se está realizando un experimento a gran escala por parte de los poderes fácticos. Se trata de la “indefensión aprendida” o learned helplessness, ya postulada por el psicólogo Martin Seligman (ver wikipedia). Al igual que los perros del experimento original, estamos aprendiendo a vivir pasivamente.
    Hace un par de semanas, Nuria y yo participamos como voluntarios en un plebiscito ciudadano a nivel nacional en el que se pedía a la gente el voto ante cuestiones tan elementales como por ejemplo:
    “¿Te gustaría que hubiese una democracia participativa, en la que se nos preguntase a los ciudadanos antes de tomar decisiones tan importantes como el rescate o los recortes?”.
    Le pedías a la gente que se leyese las papeletas y votase en la urna que teníamos allí mismo con su DNI y el personal, en su inmensa mayoría, se limitaba a ignorarte. “Tengo mucha prisa”, “no me interesa” o “yo ya estoy bien así”, cuando no el simple ninguneo, eran las respuestas comunes. Abulia, apatía, indiferencia, estupidez, egoísmo, miedo… Así es difícil hacer algo positivo.

    Un abrazo, Miguel.

    Responder

    • ¡Qué alegría! ¡Hola Jorge!
      Sí, lo cierto es que nos hemos acomodado. Y no vale echarle la culpa al sistema. Somos responsables de nuestros actos y de nuestras omisiones.
      Un abrazo, Jorge.

      Responder

    • Yo en todo caso hubiera ido a la urna de Nuria, no hay color, entiéndelo melenitas 😀

      Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: