Versumen de la semana


Con vocación de resumen

y cadencia semanal,

me propongo realizar

esto que llamo versumen.

No les puedo asegurar

que me salgan del cacumen

ideas que no se ahúmen 

al querer versificar.

Les contaré por menudo,

en verso corto y chispero

lo que acontezca, sí, pero,

no podré pinchar profundo,

porque en este global mundo

si quieres comerte un pero,

no te alcanzará el dinero

para comerte el segundo.

Si les hablo de Botella

por aquello de los Juegos,

lo mismo no tengo luego

espacio para querellas,

porque se amontonan ellas

a jueces que andan con fuego

y si en eso me entretengo,

las goteras y las huellas

de las balas de Tejero

no podré poner en verso

y ustedes, no quieren eso,

y yo tampoco lo quiero,

porque aquellas balas fueron

en el techo del congreso,

la señal de que un obseso

con tricornio dominguero,

quiso meternos de nuevo

en camisas de once varas

y algunos dieron la cara

y muchos le echaron huevos.

Que ni a vándalos, ni a suevos,

ni a alanos, ni a otros majaras

los echamos de aquí para

que regresaran de nuevo.

Así que voy acabando

aquesta primera entrega.

Espero que haya más brega

y seguírselo contando.

27 responses to this post.

  1. Muy bueno!!!
    Saludos

    Responder

  2. Ja, ja genial.

    NA: Sin que sirva de precedente, estoy de parte de la Botella, que ella no era la ideóloga de aquel café con leche.

    Un abrazo.

    Responder

  3. Eres un artista!

    Bessosssss!!!

    PD: yo de la Botella no voy a hablar que me sale el sarpullido…..

    Responder

  4. Sentadico en una silla
    va a tenerme usted pendiente
    de su versumen siguiente
    de estrofas en redondilla.

    Responder

    • No permanezcas sentado
      y pégate algún garbeo,
      pues el próximo no creo
      salga antes del “sabado”. (Truco ortográfico para la rima).

      Sí será de igual estrofa
      o le cambiaré la rima,
      la verdad que me da grima,
      y no lo digo por mofa,

      igual hago un pareado
      si me siento cabreado
      por algo que haya pasado
      y lo dejo aquí ripiado.

      Que motivos siempre hay
      para armar el guirigay,
      por tenernos en un ¡ay!
      ¡Yo me voy a Paraguay!

      No sin antes mandarte un abrazo. (Esto no es un verso libre) 😀

      Responder

  5. Posted by Yeste Lima on 14 septiembre, 2013 at 15:58

    Aparte de la risa asegurada en pocas palabras, tu repaso por la historia es de agradecer, que algunos tienen poca memoria a fuerza de envejecer.

    A la espera de la siguiente entrega quedo.

    Besos apretaos.

    P.D. Hacía tanto que que no oía lo de “pero”, parece que ya no existan, ahora todo son manzanas..

    Responder

  6. Muy bueno, da gusto leerte en verso, y en prosa y en enfado y en castellano… una gozada oiga! Yo quiero mas, MAS!!!!
    Ejem… estooooo, besos infernales y eso…

    Responder

  7. Ganas tenia de echarme unas risas. Me alegro de haber venido al lugar adecuado!
    Un abrazo cruje-huesitos

    Responder

  8. Maestro!!!! Las dos orejas y el rabo

    Responder

    • Lo del rabo, si eso, que se lo quede otro, a mí eso del rabo me da yuyu. 😛
      Manda güevos que me manden trofeos taurinos desde Cataluña a Canarias, las dos comunidades que no dejan correrse a los toros. Vamos a terminar en la cárcel tú y yo, y que yo sepa no hay cárceles mixtas. 😀
      Un beso de tu rendido admirador, que lo es, Juan.

      Responder

  9. Si hubiera cárceles mixtas a tí y a mí nos tocaba con las feas fijo 😀

    Pero vaya, que dudo que llegue la cosa a tal extremo, grande crack.

    Responder

    • No hay mujer fea, sino ojos que no saben mirar. Bueno, quizás haya excepciones.
      El otro día me decía un amigo:
      – Qué mala suerte tengo. Me gustan todas las mujeres menos la mía.
      Yo le contesté:
      – No te preocupes. A mí me pasa igual. Me gustan todas las mujeres menos la tuya. 😛 😀
      Un abrazo, crack.

      Responder

  10. muy original manera de resumir la semana.
    saludos
    carlos

    Responder

  11. Ja, ja, me encanta la manera en que lo has contado y expresado.
    Ana

    Responder

  12. Hola:
    Te había leído unas dos-tres veces antes y de esas veces este texto es el mejor. Haz hecho que me duela el corazón con ese final

    Un saludo

    Responder

    • Supongo que este comentario pertenece a la entrada “Historia de Eulalia”.
      No suelo tocar el palo drama, pero este texto no tenía forma de suavizarlo más. Me he conformado con no adornarlo con detalles. Otras veces, procuro poner un punto de humor, aunque sea humor negro, pero no vi la forma de gotearlo aquí.
      Un saludo.

      Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: