Y el cantor no calló (In memoriam Olegario Marrero)


.

Acaba de fallecer el poeta gran canario Olegario Marrero, pariente y amigo. Cuando presentó su último libro de poemas, “El jardín de los boliches”, escribí esta entrada. El hombre andaba ya algo más que renqueante, pero sacó fuerzas de flaqueza para recitar, cantar y contar, en definitiva, para hacernos pasar a los asistentes un buen rato. Afortunadamente, es la última imagen que tengo de él. Descanse en paz.

__________________________________________________________________________________________________________________________________________

Si se calla el cantor calla la vida

porque la vida, la vida misma es todo un canto

si se calla el cantor, muere de espanto

la esperanza, la luz y la alegría.

Horacio Guarany

Y no calló el cantor (el poeta), porque ni sabe, ni quiere, ni puede callar, por más que la salud se empeñe en lo contrario. Aguantó, a veces impertérrito, a veces hierático, casi siempre asombrado y a un paso del rubor, los comentarios elogiosos de las personas que estaban allí para eso. No porque fuera esa su misión, es menos sincera y sentida, al contrario, están ahí para que desde su sinceridad y sentimiento de amistad nos hablen del cantor (el poeta) y su obra.

El escritor elogió su honestidad ética, su rebeldía solidaria, su ironía crítica y su sarcasmo acusador.

El profesor, agradeció la oportunidad de contar de viva voz lo que ya contó por escrito en el propio libro.

Y el cantor (el poeta), recitó. Con la voz quebrada, él dirá que por el tabaco, alguien pudiera opinar que por la emoción, quizás ninguno mienta. Y mientras busca entre sus composiciones la siguiente a declamar, se crece. Se crece porque le llega la energía del auditorio. Un auditorio que ríe con sus recuerdos de barrio antiguo, de personajes memorables, que asiente entre sonriente y cabreado con su denuncia a los profesionales del poder y que, en definitiva, disfruta de y con el cantor (el poeta).

Y el cantor (el poeta), no es solo. No puede ser solo. Y su prolongación le acompaña en el sentimiento, de gozo y exaltación, y canta y ríe con él, con ellos, pues forman un todo. Y el cantor (el poeta) se crece aun más, no se nota la impedimenta, se agiganta y canta. Canta poniendo el alma en la voz, la voz atronadora, la voz quebrada, el dirá por el tabaco, habrá quien piense que es la emoción, quizás ninguno mienta.

Ayer, en el Salón Dorado del Gabinete Literario de Las Palmas de G.C., tuvo lugar la presentación del poemario de Olegario Marrero: El Jardín de los Boliches. Estuvieron junto a él: El escritor y académico, de la Academia Canaria de la Lengua, D. Víctor Ramírez; el profesor D. Juan Fco. González-Díaz; los hijos del poeta: Alejandro y Dacio Marrero Rodríguez, que acompañaron musicalmente el acto y un nutrido grupo de amigos del poeta y de la cultura. Con todos estos ingredientes, lo natural es que el acto resultara una fiesta. Y una fiesta fue.

¡Cómo diablos se va a callar el cantor!

____________________________________________________________________________________________________________________________________

Otras entradas relacionadas con Olegario Marrero:

A la manzana

Olegario Marrero, poeta grancanario

Sobre prólogos y prologuistas

El jardín de los boliches

Letanía para un sinvergüenza

13 responses to this post.

  1. Un abrazo crack.

    Responder

  2. Descanse en paz.
    Un fuerte abrazo.

    Responder

  3. BUEN HOMENAJE…
    SALUDOS
    CARLOS

    Responder

  4. Posted by mpmoreno on 10 octubre, 2013 at 11:50

    Se va la persona no el poeta, se quedan con nosotros su voz y su obra.
    ¡Ánimo!
    Un abrazo

    Responder

  5. Posted by yeste on 10 octubre, 2013 at 22:24

    Mr hubiera gustado todos a la misma hora pero tú si quieres….adelante, me parece a mí que más de uno no lo hará tampoco, además serás el primero en publicar y yo la primera en leerte.

    Apretaos muchos

    Responder

  6. Valla… Me llamas lo que quieras pero como no soy muy amiga de los poemas (salvo los mios) no conozco a este poeta… Descanse en paz.
    Un beso.

    Responder

  7. De tontá nada, que yo escuchándola también me lo imagino y tal,jajaja
    Pues me ha gustado mucho tu entrada,porque no sabía el porqué de la enemistad entre ellos.
    Ay el genio Sabina,¡inigualable!
    🙂
    Besos.

    Responder

    • Gracias Marinel por tu comentario, aunque lo has hecho en una entrada equivocada.
      A partir de mañana me pondré al día con todas las “tontás”.
      Un beso y bienvenida a esta tu casa, de la que acabas de tomar posesión. 😀

      Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: