Definiciones, etiquetas y sambenitos


 Dice Covarrubias en su Tesoro de la Lengua Castellana o Española: “… Sambenito, la insignia de la Santa Inquisición, que echa sobre el pecho y espalda del penitente reconciliado. Está el nombre abreviado de saco benedicto. Es de saber que en la primitiva Iglesia, los que hacían penitencias públicas se vestían de unos sacos o cilicios, y estos los bendecía el obispo o el sacerdote, y con ellos estaban a las puertas de las iglesias hasta haber cumplido su penitencia y ser absueltos de sus culpas y admitidos con los demás fieles al gremio de la Iglesia; y de allí quedó que la Santa Inquisición echase estos mesmos sacos a los penitentes. De manera que aunque para el mundo sea ignominia y afrenta, si los que los traen reciben en paciencia lo que dirá el vulgo, pueden para con Dios merecer mucho.”

Y digo yo, que hoy en día, es otra forma de etiquetar, mas estridente, pero etiqueta al fin. Sambenito, dice el diccionario actual en su tercera acepción, que es: “descrédito que queda de una acción”. Aquello de: por una vez que maté a un perro, me llaman mataperros. Fue una sola vez, pero quedó el descrédito.

– ¿Y usted va hacia alguna parte con esta entrada?

– Pues mire, no lo tengo muy claro.

– Ya me parecía a mí.

Lo cierto es que uno tiende a simplificar cuando habla de otras personas, y a la hora de describirlas, pues es mucho más fácil hacerlo con etiquetas. Etiquetas que probablemente definan a una parte de esa persona, pero no necesariamente a toda la persona, y lo más probable, es que ni siquiera a la parte más importante o significativa de esa persona.

– Pues no sé que decirle.

– Tampoco yo le he preguntado.

– ¡Jesús qué carácter!

El sambenito es aún mas lacerante que la etiqueta. Pues, añade al tópico, la injusticia. La injusticia de marcar a alguien por un error, y la injusticia de la falta de absolución por mucho que te hayas arrepentido públicamente de ese error. Al final, sólo queda como solución, arder en las llamas de la inquisitorial hoguera.

– Pero ¿cómo saber si algo es un sambenito o una definición?

– La mesura y la misericordia no son malas consejeras en este caso. In dubio pro reo.

– Contrapuesto al: “leña al mono que es de goma”.

– Esa es la idea.

14 responses to this post.

  1. Posted by yeste lima on 22 noviembre, 2013 at 0:21

    Mucha misericordia no hay, más bien un pelin de crueldad, aquel que se equivocaba y servía de risa o escarnio, ya tenía cachondeo pa’rato.

    El sambenito siempre se queda colgado en la espalda.
    Yo tengo el de loca desde hace años.
    Besos apretaos

    Responder

    • Hoy en día, lo de loco, es algo casi para llevar a gala. Pero sí, es jodido que te cuelguen un sambenito; no te lo quitas ni con estropajo de verguilla.
      Besos apretaos.

      Responder

  2. Yo pienso mucho en los varios San Benitos que adornan el santoral, que sean conocidos por ser unos colgados de tomo y lomo sin tener nada que ver con el origen de la expresión…

    Responder

    • El santoral está repletos de colgados y masocas. Pero es que hay que estar muy colgados para ser santo. Y en aquella época las sustancias dopantes no estaban prohibidas. 😛
      Un abrazo, crack.

      Responder

  3. Yo estoy con el Maestro Dess, hay demasiados Benitos que al final sabemos que no fueron ni santos ni nada y mientras tanto hay muchos anónimos llevándose la fama y los laureles…creo que me he ido del tema…
    ¡Tú tiernes la culpa, por tener el blog que no envía las actualizaciones! 😛
    Besazo

    Responder

  4. Pues a mí sí me actualiza, y mira que yo me llevo fatal con la tecnología, pero ya ves, debe ser la suerte del principiante.
    Respecto a lo del sambenito, no opino, que hoy te has puesto muy filosófico, y yo no soy tan profunda. (Y además es viernes, leñe).
    Un beso.

    Responder

    • Creo que con los blogs de wordpress no hay problemas, es con blogspot con quien no está actualizando correctamente.
      Te perdono porque es viernes, pero entonces, si lo pillas un lunes te das de baja directamente. 😀
      Un beso.

      Responder

  5. Lo de las etiquetas es inevitable, de alguna manera ayudan a definir sin profundizar claro, pero aunque sólo sean parte de un todo nos dan cierta idea. Además creo que una característica concreta trae aparejada en un perfil otras que le acompañan casi siempre.
    Si dices de alguien que tiene un carácter fuerte, o un pronto, puedes imaginar sin saberlo que esa persona no es rencorosa, y que igual que explota se le pasa el sofocón, y pelillos a la mar. No siempre es cierto, pero suele serlo.
    Lo del sanbenito es otro tema, y has definido perfectamente lo injusto que puede ser, muchas veces es una excepción a la forma habitual de proceder, y sin embargo ahí se queda para siempre.
    Me estoy liando mucho ¿verdad? Besitos

    Responder

    • Pues no. No te has liado nada. Tienes razón, las etiquetas ayudan a veces a definir y es cierto que pueden ser como las cerezas, que detrás de una, en consecuencia, suele ir otra. Pero si la etiqueta puede ser parca a la hora de definir, e incluso una comodidad para no entrar en honduras (capital Tegucigalpa 😛 ), el sambenito siempre es injusto y muchas veces cruel. Y muy difícil de despegar, por no decir imposible.
      Un beso de tu rendido admirador, que lo es, Juan.

      Responder

  6. Es cierto. Esta entrada se me había pasado. La tontería que iba a decir, como encima iba a estar desfasada, es mejor que me la guarde.
    Que quede, eso sí, el abrazo.

    Responder

  7. Por fin empiezo a ponerme al día, tras un par de días k.o en la cama tras una gastroenteritis o vete tú a saber (por culo).

    Muy buena la etimología del Sambenito y cierto que creo que al final de un granito se hace una montaña y de ahí leyenda.

    Besos víricos en la distancia.

    Responder

    • No te creas. No ando yo muy católico (que diría Francisco), quizás me haya llegado el virus antes que los besos. Con mi suerte no me estrañaría.
      Besos de vuelta, a ver si regresan los virus también.

      Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: