Promesa vital (Los viernes poesía)


Si alguna vez viviese – ¡Dios no quiera! -,

pondría los seis sentidos – Yo me entiendo –,

en llevar esa vida discurriendo

a través de salvajes torrenteras.

.

Que no encuentre un milímetro apacible,

que no tenga un segundo de descanso,

que no la embista nunca un toro manso,

que se bata en el mar con La Invencible.

.

Y si la calma chicha – ¡vade retro! –

quisiera, hacerme un traje a la medida,

elevo una oración al dios del viento.

.

Si alguna vez viviese, si es que hay vida,

si por un breve instante no estoy muerto,

abrazo el sacerdocio del suicida.

19 responses to this post.

  1. Posted by yeste on 13 diciembre, 2013 at 1:04

    Me gusta….me gusta mucho, me encanta la poesía….¿esta sección es nueva?…por si no lo es, leer las otras entradas.
    Es bonita.
    Yo he intentado varias veces abrir una sección de poesía pero no me resultó… así que me encanta poder leerla en otro blog.

    Eres completito, jomío.
    Besos apretaos.

    Responder

  2. Guau! Viernes poético? No se supone que los viernes son frívolos? jeje.

    Chapeau, Miguel.

    Responder

  3. Bueno, muy bueno.
    Besazo

    Responder

  4. La poesía y yo no nos llevamos bien, debo decirlo. Creo que carezco de pensamiento abstracto o algo así, acabo de inventármelo.
    Como nunca pillo el sentido, y ésta no es la excepción, me quedo con la sonoridad, y eso mola.
    Me gusta lo de abrazar el sacerdocio del suicida, te ha quedado estilo Sabina del siglo de Oro.
    Besitos

    Responder

    • Una mujer sensible como tú, una sabiniana como tú, no puede decir que no se lleva bien con la poesía.
      La poesía se siente. A veces, sólo a veces se acerca uno al sentimiento que quiere expresar el autor. El resto de las ocasiones, es el lector el que hace coincidir sus propios sentimientos con los versos.
      En este soneto, desde la posición de un sujeto tranquilo, que no ha tenido nunca un sobresalto especial en su vida, que toda ella ha sido un discurrir quizás monótono, trato de reflejar ese anhelo de vida aventurera, peligrosa y al límite.
      Un beso de tu rendido admirador, que lo es, Juan. (Y que quizás sea quien firme este soneto).

      Responder

      • Ya, ya, pero es que a Sabina siempre lo entiendo. Quizás el problema sea ese, empeñarme en entender en lugar de sentir sin más. Digamos que me gusta la poesía callejera? jaja, yo que sé…

        Responder

        • Yo te entiendo, Inma. Me sucede bastante de lo mismo que a ti. Quizá es que la haya probado poco, pero hay mucha poesía que no entiendo. Que no matizo. Me gusta además que rime (como el soneto de Miguel). A la que no rima no le encuentro la gracia.
          Sigo el blog de una chica que, además de pintar, escribe poesía de la que me gusta. Si quieres visitarlo, no te fijes precisamente en los últimos versos, que no riman.
          Besos para ti y abrazo para Miguel.

          Responder

  5. Como ya he dicho en el comentario de Inma, esta es de la poesía que me gusta. Muy bien traído el soneto.
    Un abrazo.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: