¡Inocentes!


 
Inocente palomita
te dejaste engañar,
sabiendo que en este día
nada se debe prestar.

Dicho popular para los Santos Inocentes

santosinocentes_thumb.jpg

Pues sí, la entrada anterior: Voy a ser negro, fue una inocentada.

La cuarteta que encabeza esta entrada se utilizaba cuando en el día de los Inocentes se pedía algo prestado y que no se tenía intención de devolver, que era una de las tradiciones que se han ido perdiendo.

Con mi entrada, yo os pedí prestadas varias cosas, sin intención de devolveros ninguna de ellas. Os pedí prestada vuestra credulidad y la he obtenido. Os pedí prestado, de manera más sibilina, vuestro cariño y también lo he obtenido, no hay más que leer los comentarios (y no os lo devuelvo, me lo quedo. Vosotros ya tenéis el mío). Y os pedí prestada la inocencia y aquí la tengo, representada en este monigote que deberíais lucir con orgullo en vuestro blog cada uno de los que han caído inocentemente en mi broma.

Gracias InmaChema, Malque, Dess, Ilargia64, Ana, Carmen J., Carmen, Ariadna.

Cada uno de vosotros ha sido capaz de leer la entrada sin el más mínimo atisbo de sospecha. Sin pensar para nada que fuera día 28. Simplemente leyeron una noticia que les parecía buena para mí, la asumieron y se alegraron conmigo. Más que yo, por supuesto, pues lógicamente yo sí sabía la broma. Incluso Dess, tuvo la feliz idea de iniciar un debate muy interesante sobre el asunto. Debate que invito a continuar, en aquella entrada, en esta o en cualquier otra que alguien pueda escribir al respecto.

La entrada la han leído algunos más de los que han dejado comentario, así que supongo que hubo algunos a los que no engañé, pero que callaron para no estropear el juego, algún otro al que engañé pero no quiso dejar comentario (que luzca con desparpajo el monigote de inocente también) y algún otro al que le fuera indiferente el asunto.

A todos y a cada uno de vosotros: ¡Gracias! Vale la pena maquinar cualquier trastada, sois unos cómplices maravillosos.

34 responses to this post.

  1. ¿¿¿¿¿Ahhhh pero lo del negro era una inocentada?????
    Dale mi mail a tu mujer que yo le doy unas cuantas pistas. 😛
    Ya estás mayorcito para hacer estas cosas, luego te quejas de que no te tomamos en serio… 😛
    Besazo

    Responder

    • Lo tuyo es fuerte. Eso te pasa por cronológica. 😛
      Mira que caer en una inocentada después de haber explicado que era una inocentada. Si leyeras los blogs al revés como los periódicos, no te pasarían estas cosas. Deberías poner en tu blog dos monigotes en lugar de uno.
      Pero que vamos, que gracias por el alegrón que te has llevado. 😀
      Un besazo, fermosa.

      Responder

  2. Fue muy bueno Miguel, lo reconozco, y luzco con orgullo mi muñecote de Inocente, aunque engañarme a mí no sea difícil, soy ingenua ya de serie, pero estaba muy bien montado.
    Me dio rabia porque realmente me alegré tanto, pero bueno, ya te lo dije, eso me pasa por tratar con malos bichos y gente de mal vivir. Deberás asumir que si nos lo creimos a pies juntillas es porque nos parece una posibilidad más que factible.
    Leí los comentarios de Dess, y es cierto, es un buen debate, en el que no quise entrar, pero entro ahora.
    Lo de los negros me parece antiético, feo y horroroso, pero no por el negro que es digno de todo mi respeto y admirable, se le reconozca o no, tiene todo el mérito del mundo, doble cuando es capaz de escribir privándose de ese reconocimiento, y está en su derecho de aprovechar de alguna manera la posibilidad tanto de llevarse unos cuartos, como de desarrollar su potencial. El supuesto “autor” me parece patético y penoso, de vergüenza ajena y la Editorial que lo publica comete una estafa, sea o no legal. Por suerte, en muchas ocasiones, al menos respecto a estos personajes mediáticos que todos conocemos, nadie se engaña, y no se conocerá el nombre del verdadero autor pero si se sabe que no lo han escrito ellos.
    Por otro lado, me parece muy bien que cualquiera desee por ejemplo escribir su biografía y contrate a quien lo haga, colaboren mutuamente y así conste en la portada del libro, ahí nada que objetar.
    Besos, hoy si te los doy

    Responder

    • Esto era una inocentada, pero me estoy planteando escribir, firmando con mi nombre, mis memorias, pero con la particularidad de que contaré la vida de un famoso como si fuera la mía. Es decir, el negro va a ser el personaje. :mrgreen:
      Un beso de tu rendido admirador, que todavía me está dando la charla por gastarte la broma, Juan.

      Responder

  3. Jo!… No vale!!

    (Yo me di cuenta de que era 28, y me pareció mala idea dar ese notición ese día, porque pensé que alguien podría tomárselo como una inocentada. Me pareció tan chulo, que caí, claro).

    Me encanta, muy bueno.

    Responder

    • Jajaja. Has rizado el rizo. No sólo sabías que era el día de los Inocentes, sino que además te preocupó que la gente no me creyera por ese mismo motivo. ¡Es genial!
      Quédate el monigote en propiedad, te lo mereces. 😀

      Responder

  4. Como creo que dejé constancia en mi mensaje, mi alegría era más por ver la tuya que por el hecho en sí. Más que un motivo de satisfacción, me parece que tiene que ser frustrante que tus méritos literarios se los adjudique otro. Sigue entonces en pie mi deseo para el 2014, pero con tu nombre en la portada:
    Se confirman los rumores.
    La peña está que se excita.
    Descubre una editorial
    al Niño de la Juanita.

    Con respecto a la inocentada, ni se me pasó por la cabeza. Recuerdo una que gasté hace unos años, sobre la que hice una entrada en mayo de 2012. Inma y yo acabábamos de “conocernos” y dábamos (como se deduce por los comentarios) nuestros primeros pasos blogueros. Ella y mi fiel Karima eran las únicas que me comentaban. Os dejo en enlace, por si os apetece leerla:
    http://bitacorademacondo.blogspot.com.es/2012/05/inocente-inocentada.html

    Un abrazo.

    Responder

  5. Cagüen la leche!!! Leí la entrada, pero no pude hacer comentario en ese momento. Y esta mañana, mientras recogía la casa, he estado pensando qué te pondría en el comentario, dándote todo el ánimo del mundo y exhortándote a que estuvieras contento de hacer el trabajo bien hecho, tuvieras reconocimiento o no. Vamos, un comentario supercurrado en toda regla, y me sales ahora con que era una inocentada…..Pero qué pardilla soy!!!!!
    Feliz Año Nuevo!!!

    Responder

    • ¡Qué pena! Me perdí el comentario, pero claro, no podía dejar la broma más allá del día 28. Qué se le va a hacer.
      Nada, nada, cuelgue usted también el monigote de inocente en su blog, le va a dar mucho glamour. 😀
      ¡Feliz año nuevo!

      Responder

  6. A mí más allá de a inocentada me parece un tema tan interesante que en el fondo me da igual haber picado, que piqué a base de bien, es de esas cosas que prestan a entrar en debate, aunque fuera planteado como una historia ficticia 🙂

    Abrazos crack.

    Responder

    • Como ya te dije, al hacer la entrada tuve que ponerme en situación y llegué a la conclusión de que aceptaría el trabajo; pero no creo que por ser la parte más débil esté exento de responsabilidad.
      Con la misma excusa de ser la parte débil, aceptamos trabajos con sueldos y condiciones miserables, que impiden que otros, que si estarían dispuestos a luchar por sueldos y condiciones dignas, lo puedan hacer, pues la única fuerza que tienen es la de presionar con no aceptar esas condiciones, pero como otros las aceptan ¡a tomar por culo sus armas! Lo que no es digno, no lo es nunca, sea cual sea tu participación en la indignidad. Dile tú al que ha perdido su trabajo porque pidió que los cascos de la obra fueran homologados, que el pobrecito que aceptó trabajar con el casco sin homologar estaba en el paro. Lo más probable es que si se lo dejan en sus manos, le obligue a comerse media docena de cascos. Los dos tienen hambre, pero sólo a uno le sabrá a humillación el filete que consiga comerse.
      Un abrazo, crack.

      Responder

      • Hombre, planteado así no se puede estar más de acuerdo, es un debate ese que resulta apasionante, me recuerda a aquella entrada que dio pie al asunto Pizarro, el de la economía sumergida, algo comúnmente aceptado, pero injusta por los mismos motivos que citas.

        Un albañil que paga sus impuestos no puede competir con otro que trabaja ilegalmente, es más, acabará propiciando que el legal se torne ilegal para poder seguir compitiendo en precios y dar de comer a su familia.

        La situación presta a la precariedad, a aceptar lo inaceptable, complicado de resolver y que lamentablemente irá a peor, las leyes cada vez propician más el tragar con todo por las posibles consecuencias.

        Responder

        • Por eso en mi carta a los Reyes Magos pedía valor, para esto precisamente; para no aceptar tantas “porculadas” que no están dando. Pero ya me han confirmado que “NONO” e “INMOVISTAR” van a poner en 2014 la fibra óptica en mi barrio. :mrgreen:

          Responder

    • Yo es que soy un estúpido romántico de los que todavía piensa que hay cosas que no pueden comprarse con dinero. Y si es así, ésta es una de las más claras.

      Responder

      • Yo creo que todo puede comprarse con dinero. Pero acepto que hay personas que no están dispuestas a venderse, pero muy pocas.

        Responder

      • Poder se puede querido Macondo, yo no sabía que estas cosas se hacían hasta el famoso caso de la Ana Rosa, y mira tú qué repercusiones tuvo el tema, ninguna, ahí sigue con su legión de seguidores inmunes a la trama, me recuerda mucho mucho al tema del doping en el deporte, o al “cómo va a ser culpable la Pantoja con lo bien que canta” 😀

        Responder

  7. Posted by Yeste Lima on 30 diciembre, 2013 at 18:22

    Es la primera vez que me alegro de no haber leído una entrada tuya, oye, ni la pienso leer, porque por lo que veo, aún in leerla, se tienen que colgar el monigote, aunque he de reconocer que con lo pánfila que soy….. aunque tambiérn la puedo leer y no decir ni pío, que es lo suyo. Bueno no pienso decirte lo que voy a hacer, jajaja.

    También cayeron algunos incautos en ésta: http://misqueridaspersonas.blogspot.com.es/2012/11/entren-y-jueguen-senores.html

    No sé cómo dejarte un enlace en el comentario para que sólo tengas que pinchar, lo siento.

    Besos apretaos, Miguel, ojalá tengas un Feliz Año 2014.

    Responder

  8. Posted by Yeste Lima on 30 diciembre, 2013 at 18:24

    Lo ves???? Sí te lo he dejado….seré pánfila…..

    Responder

    • Jajaja. La tuya es más alambicada y además no fue el 28 de diciembre, con lo que la gente no estaba atenta a las inocentadas.
      Besos y apretaos t ¡Feliz 2014! Yo haré lo posible porque el mío sea fabuloso y que en lo que de mí dependa, el tuyo también. 😀

      Responder

  9. Peor soy yo que Dolega, he leído escrupulosamente en orden y mira tú por dónde no me imaginaba ni jarta vino que ésto podía llegar a ser una inocentada… Además fíjate lo que te ha durado la inocentada que se ha postergado hasta el año siguiente…. Jodíoporculo.

    Besotes

    Responder

    • A ti ya te había incluido entre las inocentes porque le diste al “Me gusta” en Facebook, lo que me hizo suponer que lo habías leído. Craso error, por lo que veo. :mrgreen:
      Un beso.

      Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: