Posts Tagged ‘premios’

No hay quinto malo


En un principio fue la farsa del mundo, la pura representación, la época en que los hombres se movían sin verse, sólo para que los vieran los demás.

La Noria, Camilo José Cela

Acercóse a olerla
el dicho animal,
y dio un resoplido
por casualidad.
  En la flauta el aire
se hubo de colar,
y sonó la flauta
por casualidad.
  «¡Oh!», dijo el borrico,
«¡qué bien sé tocar!
¡y dirán que es mala
la música asnal!».

Tomás de Iriarte

Pues eso; que no hay quinto malo; que hasta el burro hizo sonar la flauta y que he tenido que pillar una bacteria y perder más de diez kilos, en una pura representación teatral, para que el jurado (ilustre jurado, diría yo), decidiera que ya era hora de quitarse la presión de un tipejo tocando los dídimos día sí y día también, y que por tanto era hora de declararle ganador de la «Tontá» de turno. Como uno es de buena cuna, mi agradecimiento total y sincero a todos los miembros (en realidad miembras, pues Chema salió corriendo para no tener que asistir a un escándalo de estas características) del jurado. Este honor pasa ya a formar parte de mi currículo como escritor y no dudo que será la llave que abra puertas editoriales por doquier. Eso sí, seguro que la responsabilidad que adquiero al recibir este premio hará que, de ahora en adelante, mi pluma sea más exigente y se vea impelida, si no a mejorar su calidad, que el que hace lo que puede a nada más está obligado, sí a mantener una dignidad acorde al honor del premio.

¡Muchas gracias!

Diez mil (reedición)


Hace poco más de un año, cuando este blog era invisible, se produjo la visita número 10.000. La casualidad, bueno no, la lógica, hizo que esa visitante número 10.000 fuera mi por entonces única lectora asidua. Mi amiga María Luisa, a la que dediqué una entrada por su fidelidad.

______________________________________________________________________________________________________________________________

Para María Luisa Brissón Curbelo

Como todos los días, se despierta, hace sus abluciones, prepara la cafetera y mientras se toma el primer café, enciende su portátil y empieza a navegar por la red. En un primer momento lo hace sin rumbo fijo. Buscando noticias, curiosidades, humor, en definitiva: emociones.

En Sri-Lanka un libro ha dado a luz tres historias siamesas. Me gusta. Compartir.

Descubierto un bolígrafo Bíc Naranja (escribe fino ¿recuerdan?) que sólo escribe cosas alegres. Me gusta. Compartir.

Mientras toma el café, despacio, saboreándolo, recuerda que hoy es el día que hay que darle la vuelta a las cosas. Se pone la zapatilla izquierda en el píe derecho, gira la foto de su perfil de Facebook y reorganiza lo visto hasta ahora.

En Sri-Lanka un bolígrafo Bic Naranja (escribe normal) borra tres historias siamesas. Me gusta. Compartir.

Descubierto un libro que sólo escribe cosas alegres. Me gusta. Compartir.

Decide dejar el resto de noticias como vienen, si no, la cosa puede resultar más caótica aun de lo normal.

Fotografía de Las Palmas de Gran Canaria, barrio de Arenales. Año 1478. Aun no se había construido la Avenida Marítima, pero ya ondeaba al viento la Bandera de Soria y Luzardo. Me gusta. Comentar: Guajajaja…… Juan Rejón se debió acojonar cuando la vio….. Guajajajajajajaja. Compartir.

Bueno, ya ha dado tiempo para que Miguel comparta un enlace de su blog “Entre el olvido y la memoria”. Así que se dirige hacia el muro de Miguel. Efectivamente, ahí está. Se titula “La partida”. Pulsa el “Me gusta” y, como siempre, lo comparte. A continuación, se dispone a leerlo. Para ello, pincha en el título. De repente, su ordenador se llena de colorines, fuegos artificiales, luces parpadeantes, sirenas ululando, carteles que gritan “Congratuleison” (es que Miguel no sabe inglés, como Victor Manuel). En un principio se mosquea y piensa: El Miguel este ya me ha soltado un virus del copón. Peninsular tenía que ser, por no llamarlo godo. Pero luego, un cartel en la pantalla le indica:

“Enhorabuena Marisa (lo siento, el ordenador la conoce por ese nombre), eres la visitante número diez mil de este blog (no es broma) y tienes derecho a los siguientes premios:

Un fin de semana para dos personas en el Penal de Santa María – Cádiz. Con todos los gastos pagados. En auténtico régimen de máxima seguridad.

Un viaje al fondo de las estrellas. En concreto, la tercera por la derecha, según se mira para Maspalomas.

Tres entradas al mayor espectáculo del mundo. No, no es el circo. Eso ha quedado desfasado. Tres entradas al Congreso de los Diputados para ver como Rajoy y Rubalcaba pelan la pava y al final no se casan.

Un ejemplar de la edición especial del libro, basado en este blog, Entre el olvido y la memoria. Esta edición se caracteriza por tener todas su páginas en blanco, para que el lector las rellene. Vale, es una estratagema para recopilar historias, pero es que me estoy quedando sin inspiración.”

Para acceder a todos estos premios PINCHE AQUÍ.

Se lo piensa. Seguro que es uno de tantos timos que pululan por la red. Si pincha, tendrá que dar todos sus datos, le dirán que entra en un sorteo, que nunca toca, y su bandeja de entrada se llenará de correos ofreciendo todo tipo de inutilidades. Sin embargo, la oferta le atrae y al final sitúa el cursor encima y pincha.

Como todos los días, se despierta, hace sus abluciones, prepara la cafetera y mientras se toma el primer café, enciende su portátil y empieza a navegar por la red. En un primer momento lo hace sin rumbo fijo. Buscando noticias, curiosidades, humor, en definitiva: emociones.

Premios «Entre el olvido y la memoria»


Premio Entre el olvido y la memoria

Con motivo de la celebración del día del libro, este blog ha creado unos premios literarios que, como es lógico llevan su nombre, y que tendrán una periodicidad anual. Espero.

Estos premios serán otorgados, por un jurado de indudable prestigio, a aquellos blogs que hayan destacado en alguna faceta del quehacer literario. Las categorías serán decididas cada año y podrá repetirse o no, tanto la categoría, como los premiados.

Bueno, pues como dijo un amigo mío, hace más o menos treinta y ocho años, dejémonos de prolegómenos y vamos al asunto que nos ha traído hoy aquí.

En Las Palmas de Gran Canaria a veintitrés de abril de dos mil trece, reunido el jurado de la 1ª Edición de los Premios literarios «Entre el olvido y la memoria», compuesto por:

Don Miguel Merino Brugera, presidente.

Don Güelmi Norime (dos veces fallecido), secretario.

Don Juan Asecas (creación de Inma a veces también Asecas).

Don Rojelio, el ala izquierda de este blog.

Don Pepino, el ala derecha.

Y Miki el Bufón, ausente durante mucho tiempo y ejerciendo de maestro de ceremonias,

Y tras largas e inteligentísimas discusiones, ha tenido a bien premiar a los siguientes blogs o cuadernos, sean de bitácora o no, como sería mejor decir, en román paladino:

Premio «Entre el olvido y la memoria» en la categoría «Realismo mágico» para: El blog de Dolega. Porque nos cuenta las vicisitudes de una familia tan real como mágica. Tan cercana como exótica. Con personajes dotados de arte, ingenio y savoir ou ne pas savoir faire, según se tercie. Pero siempre dando un giro a lo cotidiano para convertirlo en extraordinario, en inusual. Un goce y un deleite su lectura.

Premio «Entre el olvido y la memoria» en la categoría «Novela histórica» para: Dessjuest. Porque novela la historia sin los trucos baratos que tanto abundan entre los autores de este tipo de novelas. Él nos muestra los datos y los contradatos, dejando que sean sus lectores los que decidan con cual se quedan, pues al fin y al cabo, nadie estuvo allí para confirmarlo. Y si hay alguna posibilidad de retorcer la realidad, se la retuerce, que para eso está.

Premio «Entre el olvido y la memoria» en la categoría «Diario íntimo» ex aequo para: Territorio sin dueño, porque llama al pan pan, y albino al que presenta ausencia congénita de pigmentación, por lo que su piel, pelo, iris, plumas, flores, etc., son más o menos blancos a diferencia de los colores propios de su especie, variedad o raza. Y lo hace sin pelos en la lengua, bueno, creo, a veces, esto, nos estamos metiendo en un jardín, igual el coriano me llama mentiroso. Que no para en barras si tiene que soltar un taco o un  tacazo, pero casi siempre en su injusta medida ¿quién ha dicho que los exabruptos han de ser justos?. Y Si te dicen que fui yo, por lo mismo, pero con elegancia. A ver, que Inma también tiene elegancia, pero otra elegancia. Es que Money tiene que cautivar a James y eso marca. Es tan elegante, que lleva a rajatabla aquello de «lo poco agrada y lo mucho empalaga» y por eso se prodiga tan poco.

Premio «Entre el olvido y la memoria» en la categoría «Nueva semántica» para: Bitácora de Macondo. Porque con su diccionario, le da una vuelta de tuerca más al significado de las palabras. Muchos han hecho diccionarios personales (mea culpa), pero siempre cambiando un poco la palabra para que se ajustara al significado que querían darle. El agarra la palabra tal y como es, la enfrenta al espejo de su inteligencia y humor (perdón por la redundancia) y le encuentra su significado oculto. Y encima nos lo regala.

Premio «Entre el olvido y la memoria» en la categoría «Cuaderno de viaje» para: La puerta entornada. Porque cultiva el género con gran maestría, no exenta de sensibilidad. Dejando la puerta entornada, hace que nos den ganas de entrar de perfil para ver lo que hay al otro lado. Y nunca nos defrauda, aunque muchas veces nos pellizca el alma o lo que quiera que tengamos en ese lugar que sentimos pellizcado.

Los premiados tienen derecho a lucir en su blog, si así lo desean, el premio. No están obligados a nada, pero si lo tienen a bien y con el fin de colaborar con la celebración del día del libro, pueden aconsejarnos la lectura de un libro que por cualquier motivo les haya gustado especialmente y crean que merece ser recomendado.

Norabuena a todos los premiados.

Doy fe

Güelmi Norime, secretario.

 

¿Para cuando el Cervantes? (Coplillas de ciego)


PREMIO TRULY

Acomódense señoras,

señores pasen también,

que aquí hay sitio para todos,

aunque se queden de pie.

 

Pasen ancianos y niños,

ladrones y hombres de ley,

pase el pobre, pase el rico,

pase el plebeyo y el rey.

 

Y escuchen bien esta historia

que ahora les voy a narrar,

¿Por un duro?, ¿una peseta?

Pues no señor: Un real.

 

Soy un bloguero de altura,

un bloguero sorprendente,

y por ser tan buen bloguero

me premian de veinte en veinte.

 

El blog Sólo de interés

ha sido en esta ocasión

quien ha tenido el detalle

de soltarme este premión.

 

De cuna le viene al galgo

o será de bien nacidos,

pero que quede constancia

de que estoy agradecido.

 

Unas preguntas de nada

hay que responder, ya ven.

Pues habrá que contestarlas

aunque ignoro el interés.

 

¿Si me gustan los deportes?

Están ante un  campeón.

¿De fútbol, de baloncesto?

No señor: de sillón ball.

 

¿Cúal es mi hobby pregunta?

Yo de esa marca no gasto.

Tengo pasión, aficiones

y más manías que un gato.

 

Pero me da por leer

y por ser un juntalibros,

y también un juntaletras

y junto premios de amigos.

 

Tengo los ojos marrones

y el cabello griscaniento

y más pelo que Dessjuest,

te lo juro, no te miento.

 

Soy diestro de pies y manos

y sólo en ideas soy zurdo,

pues con la que está cayendo,

otro pensar sería absurdo.

 

Mil secretos, ya te digo,

que en mis escritos escondo

y a buen recaudo se quedan

en Comala o en Macondo.

 

Mi hijo, aunque sea Daniel,

yo le llamo Gran Cabrón,

será porque se parece

tanto a su progenitor.

 

Y mi hija, mi Yesenia,

a su madre debe el nombre.

Mi madre, pobrica mía,

se le trababa ¡la pobre!

 

Sólo a Milady de Winter

besaría con gran pasión.

Bueno, y a Helena de Troya,

pero a Penélope, no.

 

Por tocar, toco a mi Santa

y no me arrepiento, no.

De pelis, mis favoritas

son: ninguna y un montón.

 

Extraño con toda el alma

aunque de nada me sirve.

Y nunca he engañado, nunca.

Quiero vivir ¡Dios me libre!

 

En la cuestión de las vueltas

vergüenza mucha tuviera

si en notando yo el error

raudo no lo devolviera.

 

Ya dice el pueblo tan sabio

que “Puta y no ganar nada…”

creo que termina el refrán:

“… vale más mujer honrada”.

 

¿Qué si me gustan los premios?

Pues mira, no. Me enamoran.

Y los voy a repartir

Cómo que cuando: ahora.

 

Si de sorprender se trata,

este Dessjuest es la leche,

habla de series, ciclismo,

de sexo y lo que le echen.

 

Don Jesús Tadeo y Sila,

honra y prez de los blogueros,

con una entrada te mata

y con otra, vas al cielo.

 

Y Alterfines, con sus cortos,

te deja mirando al mar

y cuando miras de nuevo,

el mar se quedó detrás.

 

Y aquí termina la historia

de este premio tan chulazo,

pueden salir en silencio.

¡Por favor! No den portazos.

 

Y no se olviden dejar

en las manos de este ciego

el real que les pedí

y pueden llevarse el pliego.

El que vale, vale.


 

versatile-blogger-awardPor fin me toca recoger, aun con vida, lo mucho cosechado hasta la fecha. Por fin he venido a dar con gente que sabe reconocer el talento allá donde se encuentra. Vamos, que me van cayendo los premios de a pares. Esto me viene a pasar hace apenas cuatro o cinco años, es decir, en plena adolescencia y es posible que no hubiera sabido asimilarlo. Pero las cosas vienen cuando tienen que venir. Ahora, convertido casi en un adulto, uno sabe manejar estas situaciones con el aplomo y la sensatez que aporta el saber que es algo merecido. Antes creía saberlo. He aquí la diferencia.

Como les decía, los premios cosechados en esta ocasión son dos: The Versatile Blogger Award y One Lovely Blog AwardOne Lovely Blog Award. Menos mal que uno maneja el traductor de Google con cierta soltura y puede enterarse más o menos de lo que significan, porque como dice el amigo Jesús ya podían  currárselo en español y llamarlos ¡Qué salao eres, mi arma! o ¡Dame tu teléfono y quedamos! por poner dos ejemplos.

Estos premios tienen su servidumbre y conllevan la obligación de agradecer a quien te lo ha concedido, su concesión, valga la redundancia. Debe ser que no los agradecía ni dios y por eso. No es mi caso. A mí me educaron tan bien, que daba las gracias incluso cuando me arreaban una hostia y os puedo asegurar que hubo días que no me dio tiempo a agradecerlas todas. Lo cual hacía que me fuera a la cama con cierto desasosiego. Y ello me obligaba, a la mañana siguiente, a buscar al hostiador para ponerme al día en los agradecimientos. Cierto que esto conllevaba muchas veces nuevas hostias, pues el sujeto pensaba que le estaba tomando el pelo y era el cuento de nunca acabar. ¡Huy! con tantas explicaciones, se me olvidaba agradecer los premios a Adwoa y a Jorge, bueno, a Jorge solo uno de momento, pero como yo lo voy a nominar a él a los dos, no le va a quedar más remedio que darme el segundo también, así que agradecimiento por adelantado. Que uno es más cumplido que un luto en Guareña, como ha quedado dicho.

Otra servidumbre de estos premios es contar cosas sobre uno mismo. Creo que son siete cosas. No me voy a ceñir a esta condición (condicionalidad dicen ahora periodistas y economistas, porque cuantas más letras tenga una palabra, más importante les parece a estos analfabetos) y os voy a transcribir lo que se publicó sobre mí en la contraportada de mi libro Cuentos visibles, que tanto éxito de público (agotada la edición) y crítica tuvo en su día. Transcribo:

“El autor y su obra:

Miguel A. Merino nace en Madrid en 1957, aunque su infancia y pre adolescencia transcurren en Badajoz (se olvidó de añadir Coria del Río y Sevilla). Muy pronto se despertó su vena literaria y ya en 1967 quedó tercero en un concurso de redacción patrocinado por Coca Cola. Espoleado por este su primer éxito, siguió escribiendo, aunque ahora principalmente poesía, de clara inspiración lorquiana. Cuentos visiblesAsí, su primer libro de poemas se tituló: Primer romancero quinqui (1971, inédito), al que siguieron ya en Sevilla: Poeta en Badajoz (1972, inédito) y Llanto por la muerte de Ignacio en la fontanería (1973, igualmente inédito). Posteriormente y ya residiendo en Canarias, abordó, con igual éxito, el mundo del cuento y los relatos cortos, en los que se le considera uno de los referentes indiscutibles de la actual literatura canaria. Aunque ha enviado su obra a todas las editoriales de relevancia, el hecho de ser considerado un franco tirador de la escritura, sin  adscripción a ninguna de las capillas literarias oficiales ni oficialistas, ha impedido que ésta haya sido editada como sin duda se merece. No obstante, es imposible no darse cuenta de la clara influencia que ha ejercido, y ejerce, en los principales autores de lengua hispana de mitad del siglo pasado y principios del presente. Sería imposible entender la obra de Cela, Vargas Llosa o García Márquez (incluso Jesús Tadeo Sila, hubiera añadido yo), por poner algún ejemplo y no de los más relevantes, sin conocer la obra de este gran autor. Algún día, seguramente tarde, se hará justicia con este insigne escritor.”

Me alegra poder decir que el autor de estas líneas se equivocó y el reconocimiento ya ha llegado y aunque lo ha hecho mucho después de merecerlo, no es tarde, pues aun estoy a tiempo de saborear las mieles del triunfo. Y a ello me dedico con fruición.

¡Ah sí! También tengo que nominar a otros blogs. Aquí no tengo claro el número en cada premio y por lo mismo, hago como Adwoa y todos los nominados lo son a los dos premios:

La puerta entornada

asquerosamentesano

De mil humores

Dessjuest

Territorio sin dueño

El blog de Dolega

Bitácora de Macondo

Caja de sueños

El cajón de Pandoro

Alterfines (caricias en el lomo con las uñas cortadas)

Si te dicen que fui yo

Un nómada recorriendo su destino Y este es el único que voy a explicar. No conozco aun este blog. Acabo de saber de su existencia a través del amigo Jesús y solo el hecho de que él lo recomiende, para mí, va a misa. Pero es que encima, el “jodío” lo explica. Y a mí, una buena explicación siempre me convence. Así que yo pienso leerlo. Allá tú si te lo pierdes.

Y ya puestos a pasarme por l’Arc de Triomphe las condiciones de los premios, todos los nominados que ya lo han sido por otros blogueros, quedan exentos de hacer otra entrada, salvo que les apetezca, por supuesto. Eso sí: de lo que no quedan exentos es de pasar por aquí y dar las gracias como es debido.

Siempre la lectura


 Resulta muy significativo que al discurso de aceptación del Premio Nobel de Literatura, el premiado lo titule “Elogio de la lectura y la ficción”.

Me gusta empezar a leer los discursos de escritores cuando aceptan premios importantes  (el Nobel y el Cervantes principalmente), o los de entrada en la Real Academia, con la réplica del académico que le corresponda. Digo que me gusta empezar, porque todos los que llegan a mis manos o a mi vista los empiezo a leer, aunque no todos los termino, sólo aquellos que por su temática o por su forma me interesen.

Y lo cierto es, que no recuerdo ninguno que le de esa relevancia a la lectura (tampoco los conozco todos y ni siquiera recuerdo todos los que conozco). Muchos hablan de sus lecturas, de sus escritores preferidos, de aquellos libros que les llevaron a querer escribir, etc. Pero empezar un discurso con:

“Aprendí a leer a los cinco años, en la clase del hermano Justiniano, en el Colegio de la Salle, en Cochabamba (Bolivia). Es la cosa más importante que me ha pasado en la vida.”

no lo había visto antes. Dice que es la cosa más importante que le ha pasado en la vida. No el ser un  escritor de fama mundial, un  Nobel, un Cervantes, nada menos, no el haber estado a punto de presidir su país, no el haber vivido en muchas partes del mundo. No, lo más importante es el haber aprendido a leer. Mira por donde, tengo algo en común con Don Mario, para mí también es lo más importante que me ha pasado en la vida. Que, entre otras cosas, me ha dado la posibilidad de leer: “La verdad de las mentiras”, “El pez en el agua”, “Las travesuras de la niña mala” por poner un parco ejemplo de su obra.

Más adelante añade:

“Sin las ficciones seríamos menos conscientes de la importancia de la libertad para que la vida sea vivible y del infierno en que se convierte cuando es conculcada por un tirano, una ideología o una religión. Quienes dudan de que la literatura, además de sumirnos en el sueño de la belleza y la felicidad, nos alerta contra toda forma de opresión, pregúntense por qué todos los regímenes empeñados en controlar la conducta de los ciudadanos de la cuna a la tumba, la temen tanto que establecen sistemas de censura para reprimirla y vigilan con tanta suspicacia a los escritores independientes.”

Desde que aprendí a pensar por mí mismo, que tampoco hace tanto tiempo, he sabido que cualquier tipo de censura, amparándose en el bien común, las buenas costumbres, la religión o cualquier otra excusa por sacrosanta que pareciera, no era más que un intento de coartar la libertad de pensamiento. Que cualquier intento de pensamiento único cae por su propio peso en cuanto tenemos acceso a otros pensamientos.

Refiriéndose al momento en que conoció a su padre y lo que eso significó, añade:

“ Mi salvación fue leer, leer los buenos libros, refugiarme en esos mundos donde vivir era exaltante, intenso, una aventura tras otra, donde podía sentirme libre y volvía a ser feliz.”

También en mi niñez y por motivos distintos, algunos de los que podáis leer esta entrada los conocéis, la lectura fue mi salvación, esa agarradera a la que asirme, esa isla desierta en la que refugiarme del mundo hostil que me rodeaba.

No quiero hacer más larga esta entrada, pues todo el discurso es digno de elogio pormenorizado. Lo mejor será que quien se sienta interesado lo lea íntegro, lo puede encontrar en internet con suma facilidad, por lo que no vale la pena que añada ningún enlace.

Gracias por su “Elogio de la lectura y la ficción” Don Mario Vargas Llosa, lector.